:::: MENU ::::

domingo, 24 de mayo de 2020

  • 24.5.20
Antonio y Carmen continúan siendo los nombres que más se repiten entre los habitantes de La Rambla, pese a perder protagonismo año tras año. Así se desprende del último estudio publicado por el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía (IECA), entidad dependiente de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad. Al cierre de 2019, el número de vecinos llamados Antonio en La Rambla alcanzó el 70,06 por mil, mientras que la cifra de habitantes llamadas Carmen era del 37,80 por mil.



Tras Antonio, los nueve nombres más frecuentes entre los varones que residen en La Rambla son Rafael, Juan, José, Manuel, Francisco, Alfonso, Pedro, Antonio Jesús y José María. En el caso de las mujeres, tras Carmen, se repiten María Dolores, Dolores, Antonia, María del Carmen, María José, Isabel, Concepción, Ana María y Josefa.

A nivel andaluz, y como viene siendo habitual en los últimos años, los nombres más comunes entre la población andaluza son Antonio entre los hombres y María del Carmen entre las mujeres, aunque poco a poco van perdiendo peso. La edad media de las personas con estos nombres se sitúa por encima de los 50 años.

La lista de los diez nombres más frecuentes no presenta grandes cambios respecto al año anterior. Atendiendo a la ordenación de los nombres en la lista, los nombres masculinos se mantienen inalterados, mientras que en los femeninos aparece en la lista Ana María, relegando a Antonia a la última posición y expulsando a Francisca que desaparece de la lista. También persiste la dinámica de disminución de la población de todos estos nombres, salvo en el caso de David, y el aumento en general de su edad media.

En cuanto a los nombres simples, la palabra más utilizada es María, que forma parte del nombre de más de un millón de personas residentes en Andalucía. Esta palabra es utilizada tanto por hombres como por mujeres, siendo José María el sexto nombre en el que más se utiliza.

La publicación permite ver gráficamente la distribución de un nombre o un apellido entre los distintos grupos de edad. Por ejemplo, si se analiza el nombre de Jimena se puede observar que está popularizado su uso en dos aspectos relevantes: cada año marca un nuevo récord y, aunque es un nombre presente en personas de mayor edad, principalmente su uso está extendido entre personas jóvenes, más del 90 por ciento de las personas con ese nombre tienen menos de 18 años, y cuenta con una edad media global de 6 años.

Si se ordenan los nombres según la edad media de sus poseedores, se observa que entre las diez posiciones más longevas aparecen algunos nombres de origen anglosajón, sobre todo en el caso de los hombres, lo que responde en gran medida a la presencia de jubilados europeos que residen en Andalucía. Junto a estos nombres aparecen, también con una elevada edad media, nombres tradicionales españoles que son menos frecuentes en la actualidad.

En el otro extremo, entre los diez nombres con menor edad media se observa la presencia de nombres de origen extranjero pero en su versión castellanizada y preferentemente nombres no compuestos y cortos.

En cuanto a la distribución geográfica, Antonio es el nombre más utilizado por los hombres residentes en las provincias orientales y Manuel en las provincias más al oeste. En el caso de las mujeres, María del Carmen es el más utilizado en cuatro provincias (Cádiz, Córdoba, Granada y Sevilla) y María en las otras cuatro (Almería, Huelva, Jaén y Málaga).

También es posible conocer información referente a las personas que emplean un nombre en su versión simple o en las composiciones más frecuentes en las que dicho nombre aparece. Este apartado de la publicación incluye mapas con la distribución espacial de los nombres simples más empleados y un gráfico que representa el día y mes de nacimiento más frecuente de todas las personas que emplean el mismo nombre o lo tienen como parte de un nombre compuesto, pudiéndose observar diversos patrones en la distribución temporal entre los distintos nombres simples.

En lo referente a apellidos, estos tienen un comportamiento más estable en el tiempo y en el espacio. El más utilizado y extendido continúa siendo García, apellido que acompaña al 6,4 por ciento de los andaluces. Huelva es la provincia donde tiene menor presencia entre la población (5,3%) y Granada en la que más (7,2%). Tras García le siguen Rodríguez, López, Sánchez y Fernández.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN

DEPORTES - LA RAMBLA DIGITAL

FIRMAS
La Rambla Digital te escucha Escríbenos