:::: MENU ::::
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Montilla-Moriles. Mostrar todas las entradas

lunes, 16 de marzo de 2020

  • 16.3.20
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles no baja la guardia frente a la oruga peluda, un lepidóptero que ataca a cultivos como las habas o la vid y que, de no atajarse a tiempo, es capaz de causar “auténticos estragos” en las plantaciones.



Tal y como explicó ayer a Andalucía Digital la responsable del Aula de Viticultura, Ángela Portero, "la incidencia de oruga peluda todavía es manifiesta en los pagos que presentan una brotación más tardía", aunque los ejemplares que aún son visibles en algunas viñas "están a punto de enterrarse" para afrontar los meses más calurosos.

Pese a los esfuerzos que se han llevado a cabo desde el Consejo Regulador –que periódicamente publica un boletín con información y consejos sobre tratamientos–, la incidencia de oruga peluda en la zona Montilla-Moriles "ha sido alta este año" y, de hecho, "ha habido daños en algunos pagos", tal y como reconoció Ángela Portero.

Los primeros nidos de oruga peluda se detectaron el pasado 20 de diciembre en parcelas sin labrar del marco Montilla-Moriles. Tal y como detalló la responsable del Aula de Viticultura, las temperaturas anormalmente altas que se han registrado en los dos primeros meses del año "han provocado un adelanto de la brotación en las viñas de unos 25 días", coincidiendo así con el ciclo vital más activo de las orugas. "Precisamente ese es el peligro", recalcó Portero. Y es que las orugas errantes se alimentan de las yemas principales, lo que obliga a la planta a brotar una yema secundaria que ya no presenta racimos, por lo que genera una importante pérdida de cosecha.

Por este motivo, el Consejo Regulador anima a los viticultores que detecten en sus viñedos las características telarañas que teje este lepidóptero a "seguir controlando sus vides, especialmente si presentan una brotación tardía", dado que es en marzo cuando alcanzan el tamaño suficiente para dispersarse por la viña, atacando las yemas recién brotadas.

Y es que, como insisten desde el Aula de Viticultura, “la presencia de telarañas en terrenos que no se labran es importante y las consecuencias para el viñedo pueden ser serias en el caso de que la brotación de las cepas se adelante y coincida con la diseminación de las orugas”, de ahí que se recomiende un control de las colonias de forma "localizada", siendo necesario tratar todo el viñedo únicamente cuando las orugas estén ya repartidas por todo el cultivo.

Las colonias de oruga peluda son capaces de recorrer hasta 300 metros de distancia, permitiendo que, al año siguiente, “estén separadas y no compitan por el alimento”. En los últimos estadios del desarrollo, las orugas errantes se alimentan vorazmente y son las que dañan el viñedo por lo que, en su caso, es preferible acometer la destrucción de las colonias cuando están agrupadas. “En este momento, el control es más económico y tiene un menor impacto ambiental”, añaden desde el Aula de Viticultura.

En ese sentido, los expertos recomiendan recorrer las lindes de las viñas y terrenos aledaños “en las mañanas con rocío”, dado que las telarañas adquieren un característico color blanquecino y brillante que facilita su localización. “Las colonias pueden destruirse con lamparillas o pisándolas, cuando aún son pequeñas, especialmente en viñedos ecológicos o en parcelas que tengan limitado el uso de productos químicos”, recalcan desde el máximo órgano de control de los vinos cordobeses.

Aunque pueden aplicarse insecticidas autorizados en terrenos sin labrar, lindes, bardales u olivares con cubierta vegetal, desde el Aula de Viticultura del Consejo Regulador advierten que los tratamientos generalizados en el viñedo pueden eliminar también los insectos auxiliares que controlan los focos de araña, de ahí que se suelan recomendar acciones “más selectivas” y “focalizadas”, centradas exclusivamente en la erradicación de la oruga peluda.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

miércoles, 11 de marzo de 2020

  • 11.3.20
La firma Bodegas Robles, pionera en la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles en la elaboración y crianza de vinos ecológicos, compartió ayer su experiencia de éxito en el cuarto Encuentro de Jóvenes organizado por la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja Córdoba), con la financiación del Instituto Municipal de Desarrollo Económico y Empleo (Imdeec).



La jornada fue inaugurada por el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, quien destacó “la necesidad de apoyar a los jóvenes en una situación complicada que atraviesa el sector y en la que hace falta un refuerzo juvenil con nuevas ideas”. Por su parte, la presidenta del Imdeec, Blanca Torrent, subrayó también la apuesta firme por la agricultura y ganadería, “fundamental para la provincia, así como la apuesta por los jóvenes apostando por el relevo generacional”.

De otro lado, la delegada de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Araceli Cabello, insistió también en la apuesta de la Junta de Andalucía por el relevo generacional de ganaderos y agricultores, “muestra de coherencia con la política seguida hasta ahora para la creación de oportunidades en el mundo agrario”.

Cabello explicó que “las partidas presupuestarias destinadas a jóvenes pasaron de 30 a 75 millones de euros con el nuevo Gobierno”, y posteriormente se han incrementado en 7,2 millones de euros más para asegurar que todos los agricultores y ganaderos que cumplían los requisitos obtengan un impulso clave a su proyecto. “Además, habrá una nueva convocatoria de modernización de explotaciones esta primavera, apoyando y respaldando las incorporaciones al mundo agro”, sostuvo la delegada.

Finalmente, la directora general de Desarrollo Rural, Innovación y Política Forestal del Ministerio de Agricultura, Isabel Bombal, puso especial hincapié en la necesidad de fomentar actuaciones para atraer y retener el talento en las zonas rurales.

La primera conferencia corrió a cargo del presidente de Covap, Ricardo Delgado Vizcaíno, quien habló de la historia y recorrido de esta cooperativa de referencia en la provincia de Córdoba y que se fundó en el año 1959 en Pozoblanco, en Los Pedroches, zona donde se aglutina la producción ganadera y donde están la mayoría de las explotaciones de vacuno de leche de la provincia.



Posteriormente, tuvo lugar la mesa redonda Ejemplo de valor añadido en la agricultura, en la que participaron Acopinb, Bodegas Robles y Luque Ecológico. Acopinb es una asociación sin ánimo de lucro que integra a personas a través de la agricultura. Empezaron comercializando cajas de verdura a particulares y ahora ya venden su comercialización en supermercados.

Por su parte, Bodegas Robles, familia dedicada en Montilla a la elaboración de vinos desde 1927, subrayó su trayectoria a finales de los años noventa, cuando la tercera generación tomó relevo en la bodega, comprendiendo la necesidad de incorporar la viticultura ecológica. También, Luque Ecológico destacó su posición como referentes en el cultivo ecológico.

Una firma a la vanguardia de lo ecológico

La familia Robles se ha dedicado a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación toma el relevo en la bodega e instaura el desarrollo sostenible como eje estratégico de la bodega. A partir de ese momento, se ponen en marcha diversos proyectos de investigación con el objeto de establecer los principios del manejo del viñedo ecológico con cubierta vegetal; la elaboración de vinos generosos ecológicos que expresen la identidad de la tierra y la variedad de la uva.

Desde finales del siglo XX, Bodegas Robles se ha caracterizado por su apuesta por un proceso ecológico, siendo a día de hoy la primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos.

Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así,en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica. A su vez, en los dos últimos años ha obtenido el Premio Enoturismo «Rutas del Vino de España» de manos de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y del Instituto de Turismo de España (Turespaña) y uno de los Premios Andalucía de Agricultura y Pesca 2017, promovidos por la Junta de Andalucía.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

lunes, 9 de marzo de 2020

  • 9.3.20
Un equipo de investigación perteneciente al grupo Derivados de la Uva de la Universidad de Sevilla, junto con el Instituto de la Grasa adscrito al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Copenhague (Dinamarca), ha logrado aplicar una metodología que analiza muestras y emplea la nariz humana como detector y permite evaluar la calidad del vinagre de vino a través del aroma.



En efecto, la nueva técnica es capaz de determinar qué olores y atributos caracterizan a cada tipo de vinagre de vino y, con esa información, se puede evaluar y establecer indicadores que verifiquen la calidad de este producto en función de su olor.

En este estudio, las expertas identificaron un total de 103 compuestos aromáticos en las muestras analizadas de vinagres de vino españoles con Denominación de Origen Protegida (DOP). De éstas, se seleccionaron 69 como odorantes de impacto, que son los aromas que destacan en una muestra y contribuyen en gran medida al aroma global, dado que "sirven como indicador y factor diferenciador".

Según Rocío Ríos, investigadora de la Universidad de Sevilla y coautora del estudio Characterization of the aroma profile and key odorants of the Spanish PDO wine vinegars, publicado en la revista Food Chemistry, el equipo de investigación ha utilizado la combinación de técnicas analíticas y sensoriales.

"Las primeras permiten identificar los aromas presentes en una muestra de vinagre", señaló Ríos, quien añadió que, tras el análisis y una vez establecidos los diferentes compuestos que determinan el olor, "estos se agrupan en distintas familias (lácteo, herbáceo, químico) y se seleccionan los odorantes de impacto".

La técnica sensorial es un proceso que implica la presencia de un investigador experto, que debe ‘catar’ los aromas que van ascendiendo por una parte de la máquina. "Son noventa minutos en los que se debe ir describiendo con rapidez a qué y con qué intensidad huele cada compuesto", detalló Rocío Ríos, quien resaltó que el objetivo final es el de "poder establecer posibles marcadores de calidad y autenticidad de estos vinagres andaluces".



Con todo, la investigación destaca por su aplicabilidad. Según Raquel Callejón, integrante del equipo, "se puede trasladar la metodología a otras matrices alimentarias" y, además, aseguró que "estas técnicas permitirían a los fabricantes personalizar y encontrar nuevos métodos de producción, detener el proceso de envejecimiento cuando el vinagre alcance los indicadores olfativos que garanticen su calidad e incluso adaptar los atributos del producto a las preferencias del consumidor".

El estudio ha sido financiado a través de un Proyecto de Excelencia de la Consejería de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad de la Junta de Andalucía para Jóvenes Investigadores, liderado por la investigadora Raquel Callejón, y en el que participaban los tres Consejos Reguladores, la Universidad de Copenhague, el Instituto de la Grasa y la Universidad de Sevilla.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA PRINCIPAL: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

viernes, 6 de marzo de 2020

  • 6.3.20
La labor de difusión de los "valores" del marco Montilla-Moriles que viene desarrollando la Ruta del Vino será reconocida este fin de semana durante el acto de inauguración de la IV Cata del Vino de Cabra, que se desarrollará a partir de las 12.00 del mediodía de mañana en el Centro de Apoyo al Desarrollo, la Innovación y el Emprendimiento (ADIE), situado junto al Recinto Ferial de La Tejera.



Las actividades comenzarán mañana, a las 12.00 del mediodía, con el acto inaugural, en el que se llevará a cabo el homenaje a la Ruta del Vino Montilla-Moriles "por su trayectoria y su labor en promocionar el turismo del vino", tal y como destacó la organización, que ha querido reconocer este proyecto que busca difundir los recursos territoriales, naturales y culturales de todos los municipios que conforman la Ruta.

En la actualidad, la Ruta del Vino Montilla-Moriles atraviesa 14 municipios: Aguilar de la Frontera, Córdoba, Fernán Núñez, La Rambla, Lucena, Montemayor, Montilla, Moriles, Montalbán, Monturque, Castro del Río, Doña Mencía, Santaella y Puente Genil. Además, la iniciativa aglutina a casi 60 empresas de la comarca, entre bodegas, lagares, tabernas, enotecas, restaurantes, hoteles, alojamientos rurales, comercios especializados y agencias de viajes.

Con motivo de este acto de reconocimiento, este próximo domingo 8 de marzo volverá a fletarse el Bus Ruta del Vino Montilla-Moriles, que permitirá disfrutar de la IV Cata del Vino de Cabra, así como de una visita guiada por la localidad, que recorrerá el Museo de la Pasión, el Museo Arqueológico, el Barrio de la Villa o el Castillo de los Condes de Cabra, entre otros enclaves.

El bus partirá desde la Estación de Autobuses de Montilla, con dirección a Cabra, a las 9.00 de la mañana del domingo 8 de marzo y, a las 9.30, desde el Bar Avenida en Aguilar de la Frontera. La hora prevista para el regreso serán las 18.00 de la tarde, una vez se clausure la cuarta edición de la Cata del Vino.

Como adelanto del evento y como representación de los vinos que se podrán degustar durante el fin de semana, esta tarde se llevará a cabo una cata dirigida en el Círculo de la Amistad de Cabra, que contará con la colaboración del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

viernes, 28 de febrero de 2020

  • 28.2.20
La centenaria firma Bodegas Navarro, santo y seña de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, lanza hoy al mercado su última apuesta por acercar la tradición vitivinícola cordobesa a las nuevas tendencias de consumo: Flor de los Patios, un vino blanco elaborado con uvas de la variedad baladí-verdejo que ofrece la esencia de este patrimonio inmaterial de la Humanidad marcado por la belleza que se esconde en los patios de bodegas y lagares andaluces, donde las flores y el vino se entremezclan para ofrecer el mejor deleite para los sentidos.



Una nueva apuesta que, como señalaron Miguel y Javier Herrador Veredas, actuales responsables de Bodegas Navarro, pretende poner en valor conceptos tan propios de Andalucía como son las flores y los patios, con un producto elaborado con una variedad propia de la Sierra de Montilla y que recoge en un vino de acento cordobés, esta esencia tan propia de Andalucía.

Flor de los Patios es un vino afrutado, seco, con notas salinas, que se elabora con una variedad habitual en la Sierra de Montilla y que ya era recogida por Rojas Clemente en su estudio de 1813 sobre vides andaluzas, tal y como explica Miguel Herrador sobre un vino que, por sus características, está especialmente elaborado para ser disfrutado junto a una gastronomía que apueste por la innovación, sin apartar la mirada de lo clásico.



Un verdejo que aspira a convertirse en una marca que se vincule a la cultura cordobesa, al patrimonio de los patios y a la imagen fresca que se asocia a la primavera. "Creemos que Flor de los Patios permitirá exportar la marca de Córdoba de la mano de Bodegas Navarro", señalaron los hermanos Herrador Veredas sobre un vino que ya puede disfrutarse en establecimientos de Montilla como Restaurante Las Camachas, Barril de Oro, Restaurante Torres o El Rincón del Conde, así como en Descubre Córdoba en la capital cordobesa y en otros muchos establecimientos de las provincias de Jaén, Granada, Almería y Málaga.

Un producto único que, además, pone el broche de oro al proyecto Las tres mujeres iniciado por esta firma de la DOP Montilla-Moriles. Una iniciativa que engloba las tres nuevas marcas de Bodegas Navarro: Pilycrim, conocido por Pily; el verdejo joven Flor de los Patios, Flor; y el vermú La Solé, que busca atraer a nuevos consumidores por medio de sabores, aromas y matices presentados en envases con un formato y una imagen más atractiva.



"La mujer es la imagen de estos vinos, pero también es esa seña de identidad de la transformación que quiere favorecer Bodegas Navarro dentro del sector, porque la mujer es una gran defensora del vino y, además, son las nuevas consumidoras de los vinos que rotan: dulces, semidulces, verdejos...", subrayó Miguel Herrador, quien aseguró que la apuesta realizada por Bodegas Navarro por abrir los vinos de Montilla-Moriles a un nuevo público no solo ha atraído a nuevas generaciones sino que, además, "ha recuperado a consumidores de antaño que se han adaptado a los nuevos tiempos".

Una bodega centenaria

Bodegas Navarro es la segunda firma más antigua del marco Montilla-Moriles. Fundada en 1830 y con una trayectoria avalada por innumerables galardones, a mediados de la pasada década de los noventa fue adquirida por la familia Herrador Veredas que, en su tercera generación, ha apostado por rejuvenecer su excepcional carta de vinos y, de paso, la propia empresa que, en la actualidad, emplea a una docena de personas con una media de edad que roza los 30 años.



Hoy por hoy, la firma está presente en una veintena de países gracias a una amplia selección de vinos como el Fino Andalucía 1957, el Palecream o el Vino de Misa, productos gourmet como su vino Solera Fundación 1830 o sus vinagres o la nueva línea de vermús, en la que sobresale el prestigioso Premium Rosso Vermouth.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
REPORTAJE FOTOGRÁFICO: I. TÉLLEZ

miércoles, 26 de febrero de 2020

  • 26.2.20
El Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) de Cabra celebrará el próximo 3 de marzo la primera jornada dirigida a divulgar el papel de la mujer en la vitivinicultura andaluza. La iniciativa, dirigida a profesionales y estudiantes de este sector agrario, analizará las experiencias de diferentes mujeres, a la vez que se desarrollarán una mesa redonda sobre el presente y futuro de esta parte de la población en el sector.



"Con el objetivo de propiciar el encuentro, la puesta en común y colaboración, así como de dar visibilidad a todas las mujeres que trabajan en cualquiera de los ámbitos de la vitivinicultura, se ha organizado esta I Jornada de Mujeres en la vitivinicultura Andaluza", destacan desde el Ifapa.

De esta forma, esta acción que se enmarca dentro de las actividades de divulgación programadas en el proyecto Transferencia y Cooperación en Vitivinicultura Andaluza, cofinanciado al 80 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional, pondrá el valor de la mujer en los laboratorios agrarios, así como en el viñedo, la cadena de producción, distribución y venta.

Para ello, esta iniciativa contará con la participación de profesionales como Mariola Sánchez, ingeniera agrónoma y enóloga; Carmen Requena, gerente de Tierra de Vinos; Julia Losantos, directora técnica de Bodegas Doña Felisa; Blanca Serrano, gerente de Bodegas Marcelino Serrano; y Ángela Portero, técnica de API del Consejo Regulador de la DOP Montilla-Moriles.

Asimismo, la mesa redonda planteada contará con Rocío Márquez, directora técnica de Bodegas Robles; Araceli Molinero, coordinadora de FP Dual en el IES Santo Domingo de El Puerto de Santa María; Clara Verheij, directora de Bodegas Bentomiz; Fuensanta Martín, gerente de La Bodeguilla de al lado, y Petra vinos y más; o Ángela Jiménez, responsable de viñedo y enoturismo en Lagar Los Raigones.

Las personas interesadas en asistir a esta jornada deberán realizar su inscripción durante la jornada de hoy, presentando su solicitud de asistencia en las propias instalaciones de Ifapa en Cabra o a través del correo cabra.ifapa@juntadeandalucia.es.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

domingo, 23 de febrero de 2020

  • 23.2.20
Bodegas Robles ha vuelto a triunfar en el certamen internacional Mundus Vini BioFach, considerado uno de los concursos más relevantes en el mundo vitivinícola, que se ha celebrado en la ciudad alemana de Núremberg. En concreto, la firma montillana ha recibido dos premios Oro por Abuelo Pepe ecológico y Amontillado Sublime ecológico y una Plata por Fino Copeo ecológico.



El presidente de Ecovalia, Álvaro Barrera, y el secretario general del colectivo, Diego Granado, fueron los encargados de recoger los nuevos galardones concedidos a la bodega del marco Montilla-Moriles, que viene trabajando en las últimas dos décadas por incorporar la viticultura ecológica y el trabajo con levaduras autóctonas a la tradición de la bodega.

Una apuesta que, precisamente, el pasado año despertó el interés de los responsables de las ferias líderes a nivel mundial de alimentación ecológica, BioFach y Vivaness, que visitaron las instalaciones de esta firma que cuenta con viñedos en los términos municipales de Santaella, Montilla y Moriles.

Mundus Vini BioFach es uno de los concursos de vinos ecológicos más importantes y respetados del mundo, organizado en cooperación con el Gran Premio Internacional del Vino Mundus Vini y la feria ecológica líder mundial Biofach. Iniciado en el año 2000 por la editorial Meininger, el jurado internacional de expertos de Mundus Vini degusta cada año más de 10.000 vinos.

Una firma referente en España

La familia Robles se ha dedicado a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación toma el relevo en la bodega e instaura el desarrollo sostenible como eje estratégico de la bodega. A partir de ese momento, se ponen en marcha diversos proyectos de investigación con el objeto de establecer los principios del manejo del viñedo ecológico con cubierta vegetal; la elaboración de vinos generosos ecológicos que expresen la identidad de la tierra y la variedad de la uva.

Desde finales del siglo XX, Bodegas Robles se ha caracterizado por su apuesta por un proceso ecológico, siendo a día de hoy la primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos.

Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica. A su vez, en los dos últimos años ha obtenido el Premio Enoturismo «Rutas del Vino de España» de manos de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) y del Instituto de Turismo de España (Turespaña) y uno de los Premios Andalucía de Agricultura y Pesca 2017, promovidos por la Junta de Andalucía.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

sábado, 22 de febrero de 2020

  • 22.2.20
El Proyecto Resurgir “Estamos Preparadas”, una iniciativa impulsada por el IES Emilio Canalejo Olmeda de Montilla, con el apoyo del Ayuntamiento de Moriles y la Asociación de Bodegas de la localidad con el objetivo de fomentar la inclusión de la mujer en el sector, ha presentado esta semana los dos vinos surgidos tras meses de trabajo conjunto a distintos bodegueros del marco Montilla-Moriles.



La alcaldesa de Moriles, Francisca Carmona, presentó los resultados del proyecto de integración Mujer en la Bodega, en el que han participado tres alumnas del IES Emilio Canalejo de Montilla, que, como destacó, ha permitido dar un salto "cualitativo" al mundo de la bodega morilense.

"Gracias a este proyecto, el mundo de la bodega de Moriles ha dado un salto cualitativo, con una profesionalización que demuestra la modernidad que el campo y la bodega deben tener y, a la vez, rompemos la barrera de la incorporación profesional al mundo de la misma", destacó Carmona.

Un proyecto que, asimismo, ha beneficiado a los propios viticultores morilenses pues, según apuntó la regidora, han contado con el asesoramiento de las alumnas del proyecto en las semanas previas a la vendimia con el objetivo de obtener los mejores resultados.

En este sentido, el secretario general de la Delegación de Educación, Pedro Luna, aplaudió "las sinergias que se están desarrollando entre el mundo educativo y el empresarial gracias a la labor que se está llevando a cabo desde los ciclos formativos del IES Emilio Canalejo".

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía aprobó el Proyecto Resurgir “Estamos Preparadas” como iniciativa de interés educativo. Esta actuación, enmarcada dentro del proyecto global Integración de la mujer en el mundo de la Bodega pretende formar y visibilizar el papel que las mujeres pueden desarrollar en un sector importante en el territorio y muy masculino, empoderando a la mujer en dentro del mundo de las bodegas, realizando un trabajo codo con codo con el bodeguero.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

miércoles, 19 de febrero de 2020

  • 19.2.20
La asociación Origen España, con la colaboración de la Guardia Civil, celebró ayer en Córdoba una jornada informativa para dar a conocer el trabajo conjunto que ambas instituciones han realizado de cara a la protección y promoción de productos con Denominación de Origen Protegida (DOP) e Indicación Geográfica Protegida (IGP) españolas, en las que defendieron el papel de estas figuras para la fijación de la población en el medio rural y su capacidad para generar empleo.



Las jornadas, que han contado con la participación de la Guardia Civil en el marco de su protocolo de colaboración contra el fraude en el uso de las figuras de las DOP p IGP en productos no amparados, sirvieron además para poner en valor la importancia de la formación de cara a evitar el fraude.

Así, durante su intervención, el capitán de la UTPJ, David Aguilar, y el capitán de la UOPJ de la Comandancia de Córdoba, Carlos Toledano, expusieron el trabajo que la Guardia Civil y la asociación Origen España vienen desarrollando de manera conjunta para la protección de las figuras de calidad alimentarias en materia de prevención y lucha contra el fraude alimentario, especialmente desde que ambas entidades suscribieran el Protocolo Operativo de Colaboración en el año 2016.

Una labor para la que, según apuntaron, es fundamental la formación de todos los actores implicados, más aún en una provincia como Córdoba, que cuenta con siete denominaciones de origen protegidas, "auténtico motor social, económico y de desarrollo de las comarcas y productos amparados por su protección".

Precisamente, en esta línea, los participantes de esta jornada ofrecieron consejos dirigidos a los consumidores de productos con denominación de origen y con indicación geográfica con el objetivo de evitar posibles fraudes alimentarios.

Protocolo de colaboración

La Guardia Civil y la asociación Origen España firmaron un protocolo de colaboración en 2016 con el fin de promover la colaboración en tareas, actividades y proyectos que permitan mejorar la investigación de las actividades ilícitas desarrolladas en el ámbito de la producción y tráfico de productos DOP e IGP españolas, así como su adulteración y falsificación, favoreciendo su erradicación.

En el marco de este protocolo de colaboración la Guardia Civil de Córdoba realizó una jornada técnica de formación el pasado mes de noviembre donde participaron, las DOP cordobesas y agentes de la Guardia Civil de Policía Judicial, SEPRONA y los Equipos ROCA.

Desde la firma del citado procedimiento por la Jefatura de Comandancia de Córdoba se han llevado a cabo labores de colaboración, formación e investigaciones que han llevado ante la justicia varios casos de fraudes alimentarios y delitos contra la propiedad industrial, por intentar confundir al consumidor con productos supuestamente amparados por una DOP.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

lunes, 17 de febrero de 2020

  • 17.2.20
Bodegas Robles ha viajado recientemente hasta París para dar a conocer su gama de vinos ecológicos en la convención World Wine Meetings Global, un encuentro en el que participa por tercer año consecutivo, y donde uno de los grandes protagonistas ha sido el Robles Bru Nature, el primer espumoso elaborado al cien por cien con uva ecológica Pedro Ximénez.



De esta forma, si el pasado año el VRMT Robles. Receta andalusí fue la gran apuesta de la bodega montillana, en esta edición –a la que de nuevo Robles acude con el apoyo de la Consejería de Economía y Conocimiento, a través de Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior–, la última apuesta innovadora elaborada junto a Ifapa ha sido el producto estrella.

En este sentido, el gerente de la bodega, Francisco Robles, destacó que esta cita ha vuelto a confirmar las tendencias que la bodega ya viene observando en el consumo de vinos de los últimos años, como es el reconocimiento creciente del terroir y de las prácticas ecológicas en el viñedo, así como la intervención mínima en bodega.

"En Bodegas Robles entendemos que nuestros vinos transmiten un paisaje, un territorio, un trabajo en la viña, una manera de elaborar y unas personas. Entendemos que la variedad de uva Pedro Ximénez marca la diferencia y la innovación y el entusiasmo nos muestran el camino", destacó Robles.

Un interés creciente en el mercado que la firma bodeguera ha podido comprobar a lo largo de las reuniones mantenidas con 29 importadores y distribuidores internacionales en encuentros de 40 minutos en el salón de convenciones del Marriott Rive Gauche Hotel, donde también se celebraron almuerzos networking, una cena de gala y diferentes eventos de intercambio de percepciones.

Promoción internacional

Junto a Robles, otras dos bodegas de Montilla-Moriles han promocionado sus caldos de calidad ante compradores internacionales en la feria Wine Week, también celebrada en Paris, con el apoyo de la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior, a través de Extenda-Agencia Andaluza de Promoción Exterior.

Según el consejero delegado de Extenda, Arturo Bernal, el objetivo de ambas acciones ha sido establecer y cerrar contactos comerciales que abran nuevas puertas a la exportación para los vinos andaluces, y apoyar el trabajo de las bodegas para que puedan incrementar las ventas en el exterior y llegar a nuevos consumidores. "Por ello, Extenda ha organizado una batería de acciones dedicadas en exclusiva al sector vinícola que incluyen la celebración de nuevos certámenes en países como Alemania, Reino Unido o Japón", apuntó Arturo Bernal.

Los World Wine Meetings, que se celebran desde 1984, son encuentros exclusivamente profesionales donde las bodegas mantienen citas b2b con compradores internacionales. En las ediciones celebradas hasta la fecha se ha contabilizado un promedio de 3.000 encuentros profesionales por convocatoria. La edición de este año de París ha contado con la asistencia de más de un centenar de compradores y distribuidores de 30 mercados y ha incluido masterclass, catas de vinos y citas para favorecer el networking.

Por su parte, la feria Wine Paris ha celebrado este año 2020 su segunda edición tras la unión de la feria de vinos del Mediterráneo, Vinisud, y la feria de vinos de climas fríos, Vinovision. Además, en esta ocasión ha cobrado un mayor interés al realizarse de manera conjunta con la muestra Vinexpo, que tras 38 años celebrándose en Burdeos ha pasado a hacerlo en París.

Según los datos de Extenda, con esta estrategia Paris se quiere convertir en el evento de referencia para el sector vinícola en Francia, creando en la capital un certamen que atraiga a los profesionales del mundo entero y que haga la competencia a la de Prowein (Alemania).

La organización de estas acciones de promoción por parte de Extenda será cofinanciada con fondos procedentes de la Unión Europea a través del P.O. FEDER de Andalucía 2014-2020, dotado con una contribución comunitaria del 80 por ciento.

Para el resto del año Extenda ha previsto la organización de la participación de bodegas andaluzas, además de en estos dos foros y la Barcelona Wine Week de febrero, en las ferias de Prowein de marzo de Alemania; Big Fortified Tastings de abril en Reino Unido; Wine Complex Osaka de mayo en Japón; y Wince Complex Kanazawa de septiembre en Japón. Además, se organizará una misión inversa de compradores con motivo de Vinoble en mayo en Jerez de la Frontera.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN


viernes, 31 de enero de 2020

  • 31.1.20
La Ruta del Vino Montilla-Moriles ha celebrado esta semana una asamblea general entre los representantes municipales de los 17 municipios que la conforman, así como empresas, bodegas y lagares asociados, con el objetivo de establecer las nuevas líneas de trabajo de cara a consolidar esta propuesta turística como herramienta para el desarrollo económico de toda comarca.



Durante el encuentro, que asimismo sirvió para hacer balance del trabajo desarrollado por la Ruta durante la pasada edición de la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur) 2020, los agentes participantes señalaron entre los retos de futuro aspectos como el trabajo coordinado de todos los municipios y entidades privadas implicadas; la formación específica para mejorar la atención a los visitantes; o el fortalecimiento de las relaciones con otras instituciones, como la Diputación de Córdoba o Turismo Andaluz.

"Este encuentro nos permite poner en común las necesidades que se plantean, algo especialmente importante ante la llegada de nuevos alcaldes a los diferentes ayuntamientos, con el objetivo de consolidar un producto fundamental para el desarrollo turístico de la comarca", explicó a Montilla Digital el presidente de la Ruta Montilla-Moriles, y alcalde de Montilla, Rafael Llamas.

En este sentido, Llamas destacó que además de ampliar el número de iniciativas privadas que aboguen por la ruta como una herramienta "eficaz y con capacidad para el desarrollo de su actividad turística", la calidad en la atención al visitante se establece como uno de las principales áreas de trabajo. "Incrementar la formación de todos los agentes implicados es la mejor garantía de que el visitante obtendrá la mejor imagen y el mejor recuerdo de la ruta", indicó el presidente.

La Ruta del Vino Montilla-Moriles discurre por el sur de la provincia de Córdoba y atraviesa 17 municipios: Aguilar de la Frontera, Baena, Cabra, Córdoba, Fernán Núñez, Espejo, La Rambla, Lucena, Montemayor, Montilla, Moriles, Montalbán, Monturque, Castro del Río, Doña Mencía, Santaella y Puente Genil.

"La Ruta del Vino se asienta sobre un territorio formado por casi una veintena de municipios que debemos trabajar decididamente para que esta iniciativa se convierta en una herramienta útil que propicie el desarrollo económico de la zona", concluyó Llamas.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

domingo, 26 de enero de 2020

  • 26.1.20
La firma Bodegas Robles, situada en el corazón del marco Montilla-Moriles, ha participado esta semana en la última reunión de la Red Exterior y Territorial del Instituto de Comercio Exterior (ICEX), celebrada los días 20 y 21 de enero en Madrid, como ejemplo de innovación y sostenibilidad en el sector vitivinícola. Dos aspectos que desde la entidad pública nacional se pretenden impulsar como ejes prioritarios en la estrategia de promoción de alimentos, vinos y gastronomía bajo la marca 'España' en todo el mundo.





De esta forma, en el marco del encuentro celebrado entre todos los miembros de la Red Exterior y Territorial de ICEX, Bodegas Robles ha sido una de las firmas elegidas como ejemplo de éxito en la aplicación de estos valores como herramientas para generar nuevas oportunidades, atraer talento, aumentar la eficiencia de su actividad, promocionar la innovación y mejorar su reputación.

Durante su participación en la mesa de debate Innovación y sostenibilidad como palancas de internacionalización –en la que participó el gerente de esta bodega, Francisco Robles, junto con Antonio Miras, de Porto Muiños, y Mila Valcárcel, de Eatable Adventures– la firma expuso algunas de las apuestas realizadas y que le han valido para obtener, entre otros galardones, dos premios del Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica.





La familia Robles se ha dedicado a la elaboración de vinos desde 1927. A finales de los años noventa, la tercera generación tomó el relevo en la bodega e instauró el desarrollo sostenible como eje estratégico de la bodega, siendo la primera y única bodega con Denominación de Origen en Andalucía que produce vino ecológico certificado con manejos de cubierta vegetal en viñedos. Además, es la primera bodega española en certificar su huella de carbono.

"En los últimos años cada vez nos resultan más evidentes los efectos que el cambio climático causa en los cultivos de la vid y en la uva. Ante esta situación, algunas bodegas estamos reaccionando aplicando principios de sostenibilidad y eficiencia energética", recordó Francisco Robles.

Desde entonces, Bodegas Robles ha reaccionado aplicando principios de sostenibilidad y eficiencia energética bajo su Regla de las 4R: Robles Reduce, Reutiliza y Recicla. De este modo, junto al aprovechamiento de la biomasa en la viña o la gestión integral de los recursos hídricos a través de humedales artificiales, en el último año la bodega ha dado un paso más en su apuesta por la sostenibilidad con la puesta en marcha de una instalación fotovoltaica que favorece el autoconsumo en las diferentes áreas de la empresa.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR / BODEGAS ROBLES

domingo, 19 de enero de 2020

  • 19.1.20
La producción provisional a nivel nacional de vino y mosto en la campaña 2019/2020 alcanzó al cierre de noviembre los 37,2 millones de hectolitros, de los cuales el 43 por ciento proceden de zonas con denominación de origen protegida (DOP). Estas cifras suponen un descenso del 26 por ciento respecto a la pasada campaña, y un 14 por ciento por debajo de la media de las cuatro anteriores. Una menor producción que en el caso de Montilla-Moriles se preveía tras una cosecha un 20 por ciento menor con respecto al pasado año.



El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha dado a conocer los principales datos del sector vitícola de la campaña 2019/2020, extraídos de las declaraciones presentadas por los operadores en el mes de noviembre a través del Sistema de Información de Mercados del Sector Vitivinícola (INFOVI).

Del total de producción de vino y mosto, a nivel nacional, 33,5 millones de hectólitros corresponden a vino y 3,7 a mosto, en poder de los productores a 30 de noviembre de 2019. La producción de vino ha sido mayoritariamente de tinto y rosado (un 53%) y el resto de blanco.

La producción se ha localizado principalmente en Castilla-La Mancha (54%), Cataluña (9%), Extremadura (8%), Comunidad Valenciana (7%), Castilla y León (5%), La Rioja (5%) y Andalucía (3%). Cabe destacar que el 43 por ciento de la producción de vino se ha declarado como vino con Denominación de Origen Protegida (DOP), el 13 por ciento como vino con Indicación Geográfica Protegida (IGP), el 19 por ciento como vinos varietales sin Indicación Geográfica, siendo el resto de vinos el 25 por ciento de la producción.

Respecto a indicadores de consumo aparente, las salidas netas de vino al mercado interior declaradas al INFOVI por las bodegas y almacenistas en el año móvil del 1 de diciembre al 30 de noviembre asciende a 11 millones de hectólitros, un 8,2 por ciento superior al mismo periodo del año anterior. En los cuatro meses de campaña estudiados, el incremento es del 6,8 por ciento respecto al mismo período de la campaña anterior.

Del resto de salidas al mercado interior, las declaradas como destino a vinagrería se han incrementado un 23,9 por ciento en relación al mismo período de la campaña anterior, y las declaradas en el mismo período como destino a destilería se han incrementado un 2,4 por ciento.

Las salidas a la exportación declaradas al INFOVI por los operadores para el período de agosto a noviembre de 2019 ascienden a 7,2 millones de hectolitros, un 9 por ciento superior a las declaradas en el mismo período del año anterior.

El INFOVI recoge también unas existencias de inicio de campaña de 36,8 millones de hectolitros, un 24,3 por ciento superiores a las de la campaña anterior, y unas disponibilidades de vino en el mercado a 30 de noviembre de 2019 de 57,7 millones de hectólitros, de un 7 por ciento inferiores a la misma fecha de la campaña anterior, fruto de la menor producción de esta campaña y del comportamiento del mercado.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

lunes, 6 de enero de 2020

  • 6.1.20
El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el extracto de la orden por la que se convoca una nueva edición del Premio Alimentos de España al Mejor Vino, año 2020, cuyo principal objetivo es contribuir a la promoción de los vinos de calidad españoles.



Podrán optar a este galardón los vinos acogidos a alguna de las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) españolas reconocidas por la Unión Europea, cuyas empresas elaboradoras tengan su sede principal dentro del territorio nacional y que hayan obtenido mejor puntuación en el Concurso Internacional de Vinos Bacchus 2020, organizado por la Unión Española de Catadores.

Las solicitudes para participar en este concurso se presentarán a través del registro electrónico de este Ministerio, en su sede electrónica, según el modelo normalizado disponible en dicha sede. En el caso de que los solicitantes sean personas físicas, podrán presentar dicha documentación en papel el Registro General del Ministerio.

El plazo máximo para la presentación de las solicitudes es de tres meses contados a partir del día siguiente al de la publicación del extracto de la convocatoria en el Boletín Oficial del Estado, por lo que se mantendrá abierto hasta el próximo 3 de abril.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

domingo, 5 de enero de 2020

  • 5.1.20
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles ha alertado de la aparición de los primeros nidos de oruga peluda, un lepidóptero que ataca a cultivos como las habas o la vid y que, de no atajarse a tiempo, es capaz de causar “auténticos estragos” en las plantaciones.



La voz de alarma la ha dado el Aula de Viticultura del máximo órgano de control de los vinos cordobeses a través del boletín que emite semanalmente la Agrupación para el Tratamiento Integrado en Agricultura (Atria), donde detallan que el pasado 20 de diciembre se detectaron los primeros nidos de oruga peluda en parcelas sin labrar del marco Montilla-Moriles.

Aunque, por el momento, la presencia de ejemplares de oruga es irregular, desde el Aula de Viticultura del Consejo Regulador recomiendan vigilar la evolución de las telarañas tanto en el viñedo como en su entorno. "En otoños secos, la presencia de poblaciones de oruga peluda suele ser baja", detalla el boletín de la Atria, en el que se aclara que los ejemplares adultos de este lepidóptero "pasan el verano enterrados y, cuando el suelo se moja lo suficiente con las lluvias de otoño, salen a la superficie".

Las orugas errantes se alimentan de las yemas principales, lo que obliga a la planta a brotar una yema secundaria que ya no presenta racimos, por lo que genera una importante pérdida de cosecha. Por este motivo, el Consejo Regulador anima a los viticultores que detecten en sus viñedos las características telarañas que teje este lepidóptero a tomar cartas en el asunto, dado que es en marzo cuando alcanzan el tamaño suficiente para dispersarse por la viña, atacando las yemas recién brotadas.

Y es que, como insisten desde el Aula de Viticultura, “la presencia de telarañas en terrenos que no se labran es importante y las consecuencias para el viñedo pueden ser serias en el caso de que la brotación de las cepas se adelante y coincida con la diseminación de las orugas”, de ahí que se recomiende un control de las colonias de forma "localizada", siendo necesario tratar todo el viñedo únicamente cuando las orugas estén ya repartidas por todo el cultivo.

Las colonias de oruga peluda son capaces de recorrer hasta 300 metros de distancia, permitiendo que, al año siguiente, “estén separadas y no compitan por el alimento”. En los últimos estadios del desarrollo, las orugas errantes se alimentan vorazmente y son las que dañan el viñedo por lo que, en su caso, es preferible acometer la destrucción de las colonias cuando están agrupadas. “En este momento, el control es más económico y tiene un menor impacto ambiental”, añaden desde el Aula de Viticultura.

En ese sentido, los expertos recomiendan recorrer las lindes de las viñas y terrenos aledaños “en las mañanas con rocío”, dado que las telarañas adquieren un característico color blanquecino y brillante que facilita su localización. “Las colonias pueden destruirse con lamparillas o pisándolas, cuando aún son pequeñas, especialmente en viñedos ecológicos o en parcelas que tengan limitado el uso de productos químicos”, recalcan desde el máximo órgano de control de los vinos cordobeses.

Aunque pueden aplicarse insecticidas autorizados en terrenos sin labrar, lindes, bardales u olivares con cubierta vegetal, desde el Aula de Viticultura del Consejo Regulador advierten que los tratamientos generalizados en el viñedo pueden eliminar también los insectos auxiliares que controlan los focos de araña, de ahí que se suelan recomendar acciones “más selectivas” y “focalizadas”, centradas exclusivamente en la erradicación de la oruga peluda.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

martes, 31 de diciembre de 2019

  • 31.12.19
Mejorar la comercialización de los vinos en los mercados nacionales e internacionales. Promover el consumo moderado entre los jóvenes mayores de edad. Pero, sobre todo, defender el patrimonio vitícola del que depende uno de los sectores económicos más emblemáticos de la provincia. Esos son los principales deseos que comparten los representantes de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles en la recta final de un año, 2019, en el que las ventas de vino cayeron en torno a un siete por ciento y en el que la pérdida de terreno cultivado de vid ha activado todas las alarmas.



La comarca vitivinícola cordobesa cuenta desde hace años con menos de 5.000 hectáreas de vid repartidas entre los 17 municipios que forman parte del Consejo Regulador, una cifra muy alejada de las cerca de 23.000 hectáreas que se computaban a primeros de la pasada década de los ochenta o de las 17.000 que se contabilizaban en el marco vitivinícola cordobés al inicio de los noventa.

Por ello, desde el sector se insiste en la necesidad de "garantizar la sostenibilidad desde todos sus ámbitos: tanto para el viticultor, como para las bodegas y las cooperativas" y, de este modo, garantizar el futuro de un cultivo que emplea a cerca de 2.000 viticultores inscritos y que confiere personalidad a toda una comarca.

"Nuestra DOP espera que, en 2020, se consoliden los proyectos en marcha, en especial, mejorar la comercialización, tanto en el mercado nacional como internacional y, en segundo lugar, que continúe la percepción positiva de los consumidores respecto a los vinos generosos", reconoció el presidente del Consejo Regulador de la DOP Montilla-Moriles, Javier Martín, quien defendió la necesidad de poner "freno al arranque de vides".

En similares términos se manifestó Juan Antonio Aguilar, gerente de Bodegas San Acacio de Montemayor, para quien "la uva debe tener un precio lo suficientemente rentable y atractivo para que se produzca un relevo generacional en el campo y cesen los arranques de viñedos".



En opinión de Aguilar, "las nuevas obligaciones burocráticas que han recaído sobre el agricultor han generado cierta inquietud entre el colectivo que esperemos sirvan para mejorar y no se conviertan en una simple carga de trabajo más". De igual modo, el responsable de la cooperativa montemayorense abogó por impulsar una "estrategia de mercado conjunta" para dar a conocer las singularidades de los vinos de Montilla-Moriles "tanto en mercados nacionales como internacionales, sin cesar en el esfuerzo que se está haciendo en  promoción y formación".

Por su parte, el presidente del Grupo Pérez Barquero, Rafael Córdoba, defendió la necesidad de "reducir la graduación de los finos, dentro de parámetros que garanticen plenamente su crianza biológica" y, a su vez, tratar de "generalizar el consumo de los grandes vinos generosos viejos – Amontillado, Oloroso y Palo Cortado–, así como el de los dulces Pedro Ximénez". De igual modo, el responsable de Pérez Barquero mostró su deseo de que "los cordobeses, en general, se sientan orgullosos, disfruten y consideren como suyos los vinos de Montilla-Moriles".

Una opinión parecida es la que trasladó Miguel Herrador, director-gerente de Bodegas Navarro, para quien un "objetivo fundamental" del marco Montilla-Moriles, junto con una "producción sostenible y respetuosa con el medio ambiente" que, a su juicio, "no es contraria a la elaboración y crianza de vinos de gran calidad", es la formación de los profesionales de la hostelería y de la restauración en los vinos del marco.



"Existe una gran carencia que desde el Consejo Regulador se está intentando suplir con la adecuada formación a través de los cursos que se organizan anualmente en esta materia", señaló Miguel Herrador, quien se mostró convencido de que "formando  a nuestros restauradores adecuadamente, los involucraremos en la misión de apostar y dar a conocer la generosidad de nuestros vinos". En ese sentido, añadió que "la gran apuesta que las bodegas del marco están desarrollando en materia de marketing debe ir acompañada de restauradores que conozcan, apuesten y den a conocer adecuadamente nuestros caldos".

Del "respeto al medio ambiente" también habló Francisco Robles, gerente de Bodegas Robles, quien defendió la necesidad de  "valorizar" la uva autóctona, la Pedro Ximénez, "a través de la innovación enológica, con nuevos vinos de calidad", además de apostar decididamente por la agricultura ecológica. "Defendemos una Denominación de Origen igual para todos", concluyó.

En representación del sector cooperativo, Francisco Fernández, gerente de La Unión, recordó que la entidad ha celebrado este año el 40 aniversario de su fundación. "Cuarenta años unidos por el mismo espíritu con el que se comenzó: la defensa de nuestros socios agricultores, de su trabajo, de sus frutos, de su vida y del progreso del conjunto de nuestra sociedad: este es el espíritu que queremos trasmitir y desear al sector vitivinícola de Montilla-Moriles". Para el responsable de La Unión, "es nuestro deber y responsabilidad trabajar para mantener nuestro patrimonio vitícola, que es único  en el mundo".



Un mensaje más optimista transmitió Miguel Cruz, propietario de Lagar Blanco, para quien "el futuro del sector del vino es muy positivo y esperanzador, siempre y cuando se mantenga la superficie del viñedo, especialmente de las viñas viejas, y se hagan las tareas del cultivo y de la bodega con el esmero de siempre". Para el reconocido enólogo montillano, "nuestros vinos generosos son cada día más valorados y reconocidos, especialmente en el ámbito de la alta gastronomía".

Por último, y en representación de la Asociación de Bodegas de Moriles, Cristóbal Luque hizo hincapié en que "los vinos de Moriles representan la punta de lanza del marco Montilla-Moriles, pues aportan calidad y prestigio al conjunto". Para Luque, "Moriles quiere y puede asumir mayor responsabilidad para el beneficio de toda la Denominación de Origen", ya que "la singularidad de los vinos de Moriles es un patrimonio de todos que debemos saber impulsar y proteger".

J.P. BELLIDO / I. TÉLLEZ
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

jueves, 26 de diciembre de 2019

  • 26.12.19
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles ha abierto el plazo de inscripción para participar en su Agrupación de Producción Integrada (API), un sistema de producción sostenible, que persigue mejorar la calidad de los productos que se elaboran bajo el sello de la DOP vitivinícola del sur de la provincia de Córdoba.



El proceso, que permanecerá abierto a la incorporación a nuevos viticultores hasta el próximo 3 de enero, pretende favorecer la implantación de sistemas agrícolas de obtención de vegetales que utilizan y aseguran a largo plazo una agricultura sostenible en la comarca.

Para ello, las APIS trabajan en la introducción de métodos biológicos y químicos de control, así como otras técnicas que compatibilicen las exigencias de la sociedad, la protección del medio ambiente y la productividad agrícola, y las operaciones realizadas para la manipulación, envasado, transformación y etiquetado de productos vegetales acogidos al sistema.

De esta forma, con el objetivo de cumplir el protocolo de Producción Integrada, el Consejo Regulador de Montilla-Moriles favorecerá la visita de las diferentes parcelas adheridas a este sistema de producción por parte de su personal técnico para realizar un seguimiento de cada explotación, ofrecer información sobre plagas y enfermedades, o realizarán el cuaderno de campo de cada parcela.

Asimismo, la API del Consejo Regulador certificará la calidad de la uva y el cumplimiento de requisitos técnicos exigidos por el reglamento de Producción Integrada según la normativa publicada por la Junta de Andalucía, una medida "que supone dar un paso más en la calidad de nuestro producto".

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

sábado, 14 de diciembre de 2019

  • 14.12.19
La firma montillana Bodegas Robles, tras cinco años de estrecha colaboración e investigación junto al Instituto de Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) de Cabra, presentó ayer al mercado provincial su última e innovadora apuesta: Robles Brut Nature, el primer vino espumoso ecológico elaborado al cien por cien con uvas Pedro Ximénez.



Con una primera producción de apenas 1.200 botellas, de las que solo unas 280 de la categoría nueve meses de crianza en botella estarán disponibles desde ahora en los supermercados Coviran Contreras de Montilla, Robles Brut Nature pretende ser una respuesta a las nuevas demandas de los consumidores "sin perder la esencia de los vinos elaborados con uva ecológica Pedro Ximénez".

"Este proyecto ha permitido desarrollar un producto, en base a un criterio de mercado como es la demanda de los vinos espumosos y el vermú, trabajamos con las materias primas de Montilla para abrir el camino a otras bodegas ya que toda esta información es abierta. Lo que pretendemos es abrir nuevos caminos en el mundo vitivinícola", explicó Francisco Robles, gerente de la bodega montillana.

Robles Brut Nature, un vino espumoso con menos de dos gramos de azúcar por litro, se elabora a través del sistema de rimas "para aportar ese valor añadido" que ofrece el método artesanal de girar la botella, situada en posición horizontal, hasta que al final del proceso se le retira la levadura que se genera.

Posteriormente, y siguiendo el método champanoise –tras una primera fermentación y embotellado, se produce una segunda fermentación alcohólica en la botella– se sustituye la levadura por un licor de expedición –en este caso, un oloroso y un amontillado–.

"Es un orgullo poner a Montilla como referente dentro del mundo vitivinícola a través de proyectos como estos y, además, abrir nuevos caminos", reconoció Francisco Robles, quien adelantó que el objetivo para los próximos dos años es la dotación de su bodega con las infraestructuras necesarias para la elaboración de este espumoso, que hasta ahora se desarrolla en el Ifapa de Cabra.

"Bodegas Robles es el referente en el marco de Montilla-Moriles por dar un valor añadido a nuestros productos", destacó el alcalde de Montilla, Rafael Llamas, quien agradeció la apuesta por la innovación que ha realizado esta bodega montillana en aspectos como la producción ecológica o la puesta en marcha de nuevos productos.



Asimismo, Robles señaló que la apuesta por la tradición, las materias primas locales y una producción sostenible también se refleja en la elección de los supermercados Covirán Contreras de Montilla para dar a conocer su Robles Brut Nature "como un guiño a la compra cercana y la defensa del comercio local".

En esta línea, Ramón Contreras agradeció la apuesta de Bodegas Robles por sus establecimientos, a la vez que destacó que no solo consumir en los establecimientos locales tiene sus beneficios, "si además se trata de productos elaborados en el municipio, los beneficios son muchos mayores porque se colabora con los agricultores, con las empresas y con la generación de empleo y riqueza".

Una firma innovadora

La creación del primer Robles Brut Nature a partir de uvas Pedro Ximénez supone un hito más dentro de la apuesta por la investigación e innovación que ha marcado el recorrido de Bodegas Robles durante las últimas dos décadas cuando, también con el apoyo del centro de Ifapa en Cabra, se apostó por la reconversión de sus viñedos a la agricultura ecológica.

Desde entonces, esta bodega montillana se ha caracterizado por iniciativas novedosas como la certificación de su huella de carbono o el desarrollo alimentos derivados de sus vinos ecológicos. Este camino ha sido reconocido dos veces por el Ministerio de Medio Ambiente. Así, en el año 2006, Bodegas Robles recibió el premio como Mejor Empresa Productiva Ecológica en el Mercado Español; y en el año 2014, con el Premio Alimentos de España a la Producción Ecológica.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN

FOTOGRAFÍAS: I. TÉLLEZ

martes, 19 de noviembre de 2019

  • 19.11.19
La Guardia Civil de Córdoba, dentro del Procedimiento Operativo de Colaboración con la asociación Origen España, celebró ayer en el rectorado de la Universidad de Córdoba (UCO) una jornada técnica de formación dirigida a avanzar en la detección e investigación de los fraudes vinculados al ámbito alimentario, con especial atención a las Denominaciones de Origen Protegidas (DOP) e Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) de la provincia.



La jornada, que contó con 65 asistentes –50 de ellos guardias civiles que prestan servicio en todas las provincias andaluzas–, tuvo por objeto ampliar la formación de los mismos en materia de fraudes vinculados al ámbito alimentario, la salud pública y la seguridad medioambiental, así como profundizar en el conocimiento de las DOP e IGP registradas en la provincia de Córdoba.

En este sentido, la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba destacó la importancia de este tipo de jornadas, teniendo en cuenta que la provincia de Córdoba cuenta con siete denominaciones de origen protegidas, "auténtico motor social, económico y de desarrollo de las comarcas y productos amparados por su protección", según destacó el teniente coronel jefe, Juan Carretero Lucena.

La Guardia Civil y la asociación Origen España firmaron en 2016 el mencionado procedimiento de colaboración con el fin de agilizar y mejorar la comunicación entre ambas instituciones y así lograr una mayor eficiencia en la investigación de actividades ilícitas en este ámbito, garantizando así la seguridad alimentaria, la salud pública y los derechos de los consumidores.

Desde la firma del citado procedimiento por la Jefatura de Comandancia de Córdoba se han llevado a cabo labores de colaboración, formación e investigaciones que han llevado ante la justicia varios casos de fraudes alimentarios y delitos contra la propiedad industrial, por intentar confundir al consumidor con productos supuestamente amparados por una DOP.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

viernes, 15 de noviembre de 2019

  • 15.11.19
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles, a través de su Aula de Viticultura, celebra a partir de hoy su III Jornadas Técnicas de Viticultura, un encuentro dirigido a todos los profesionales del sector donde se analizarán las principales enfermedades, sistemas de podas o los principales retos que se enfrenta el cultivo de viñas tradicional.



Las jornadas, que recogen el testigo del encuentro mantenido el pasado mes de mayo sobre vegetación y fertilización de la viña, contarán con la participación de reconocidos profesionales del sector que, a partir de las 17.00 de la tarde en el salón de la Cooperativa Agrícola La Unión de Montilla, ofrecerán varias conferencias sobre el viñedo tradicional a los asistentes.

En concreto, en una primera ponencia, el catedrático del departamento de Agronomía de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica y Montes (ETSIAM) de la Universidad de Córdoba, Antonio Trapero, junto a su compañero de departamento, el ingeniero Carlos Agustí, analizarán las enfermedades emergentes de la vid como los patógenos de madera y la xylella fastidiosa.

Por su parte, el ingeniero agrónomo y enólogo montillano Miguel Cruz será el encargado de analizar el vino de las viñas tradicionales; mientras que el viticultor e ingeniero agrónomo Julián Palacios, y el profesor e investigador en Viticultura de la Universidad Pública de Navarra, Gonzaga Santesteban, abarcarán los sistemas de poda tradicionales.

Por su parte, durante el sábado, las III Jornadas Técnicas de Viticultura –patrocinadas por Comercial Agrícola Adamuz y que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Montilla–, invitará a los asistentes a disfrutar de una cata dirigida. Para ello será necesario realizar una reserva previa en atria@montillamoriles.es.

Además, las jornadas finalizarán con la ponencia del director técnico de Alvear, Bernardo Lucena, y del enólogo del grupo Pérez Barquero, Juan Márquez, sobre la evolución de los vinos tradicionales de Pedro Ximénez; así como sobre la guarnacha, a manos de los agrónomos Julián Palacios y Gonzaga Santesteban.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - LA RAMBLA DIGITAL

FIRMAS
La Rambla Digital te escucha Escríbenos