:::: MENU ::::

domingo, 22 de marzo de 2020

  • 22.3.20
La Diputación de Córdoba, a través del Instituto Provincial de Bienestar Social (IPBS), está distribuyendo por toda la provincia un total de 6.700 mascarillas para los servicios de ayuda a domicilio de los dependientes de Grado 3 o grandes dependientes.



Las mascarillas fueron facilitadas ayer por la Junta de Andalucía a la Diputación de Córdoba, que se encargó de hacer la distribución entre todos los municipios –incluidos los mayores de 20.000 habitantes y la capital, aunque no sean competencia del IPBS–.

El presidente del IPBS, Francisco Ángel Sánchez, ha explicado que "todos los municipios han recibido un mínimo de 50 mascarillas, que es el número que viene en cada caja y después, en función del número de grandes dependientes que tiene la localidad, se les ha ido repartiendo un mayor número".

Sánchez ha resaltado la "capacidad logística que ha demostrado el IPBS" para poder repartir todas las mascarillas y que mañana lunes "las personas que prestan la ayuda a domicilio de grandes dependientes cuenten con estos equipos de protección".

La cantidad ofrecida por la Junta de Andalucía es, sin embargo, "insuficiente para la provincia de Córdoba, ya que las necesidades para una semana de los 77 municipios de la provincia alcanzan las 30.000 mascarillas", tal y como ha destacado el diputado.

En ese sentido, el presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, ha reclamado a la Junta de Andalucía que, tras el personal sanitario, priorice al personal de la ayuda a domicilio que prestan un servicio “esencial y deben hacerlo con total garantía”.

Ruiz ha agradecido a los alcaldes y alcaldesas de toda la provincia la colaboración que han mantenido con el IPBS, "ya que en la mayoría de los casos han sido ellos los que han recibido las mascarillas distribuidas desde la Diputación de Córdoba".

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: ARCHIVO

DEPORTES - LA RAMBLA DIGITAL

FIRMAS
La Rambla Digital te escucha Escríbenos