:::: MENU ::::

sábado, 28 de julio de 2018

  • 28.7.18
Apenas tres semanas después de la primera fase de explotación de la denominada 'Operación Parásito', la Guardia Civil ha desmantelado otras dos plantaciones clandestinas de producción y elaboración de marihuana que estaban camufladas en el interior de una vivienda y en una nave anexa de Fernán Núñez, donde se encontraban las plantas en fase de crecimiento.



La operación ha propiciado el desmantelamiento de dos plantaciones indoor de producción intensiva de marihuana en Fernán Núñez y la detención de una persona por su presunta implicación en los delitos de elaboración y cultivo de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

El operativo policial se inició tras tenerse conocimiento de la posible existencia de una importante plantación intensiva de marihuana que pudiera estar produciendo una gran cantidad de droga como para abastecer a localidades de la Campiña Sur cordobesa.

En el transcurso de la fase de investigación se pudo determinar que la plantación se encontraba en el interior de una vivienda y en una nave anexa ubicada en las inmediaciones de  Fernán Núñez y que la misma estaba alquilada por dos jóvenes vecinos de la localidad.

Fruto de la intensa investigación efectuada y de la colaboración existente entre la Guardia Civil y la compañía Sevillana-Endesa, se pudo saber que los dos inmuebles mantenían en las últimas semanas un elevado consumo de electricidad, lo que permitió reafirmar las sospechas y ubicar la plantación clandestina de marihuana.

Gracias a esta actuación se ha logrado aprehender 518 plantas de marihuana en fase de crecimiento y de más de un metro y medio de altura, que se encontraban en dos plantaciones ubicadas en los dos inmuebles, una de las cuales estaba oculta en un doble fondo del sótano de la vivienda.

Igualmente se ha podido desmantelar un punto de venta de marihuana que los propietarios de la vivienda mantenían en su interior. Además se ha intervenido gran cantidad de lámparas de alto voltaje, así como focos artesanales, extractores, aparatos de ventilación eléctrica y medidores de temperatura, todo ello material que formaba parte de un complejo y sofisticado sistema indoor de cultivo de marihuana.

Para el funcionamiento de las instalaciones y maquinaria destinada a la plantación era necesario un elevado consumo de energía eléctrica, motivo por el que habían practicado un enganche ilegal a la acometida general de la red eléctrica, de modo que maximizaban beneficios y minimizaban constes de producción.

El desarrollo de la segunda fase de la operación ha posibilitado, además del desmantelamiento de dos plantaciones de marihuana y un punto de venta de dicha sustancia, la detención de una persona, si bien no se descartan nuevas detenciones en el marco de la Operación Parásito que, en sus dos fases, ha permitido intervenir más de 1.500 plantas de marihuana y desmantelar cuatro plantaciones indoor en las localidades de Montemayor y Fernán Núñez, así como dos importantes puntos de venta de droga.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

DEPORTES - LA RAMBLA DIGITAL

FIRMAS
La Rambla Digital te escucha Escríbenos