:::: MENU ::::

lunes, 14 de mayo de 2018

  • 14.5.18
El comité de empresa del Hospital de Montilla se ha concentrado hoy a las puertas del centro hospitalario, acompañados de medio centenar de profesionales sanitarios, así como la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María Ángeles Luna, y del alcalde de Montilla, Rafael Llamas, para reclamar una campaña de educación que evite nuevas agresiones al personal por parte de los usuarios del servicio.



Tras la concentración a las puertas del Hospital, convocada en repulsa a la agresión registrada la madrugada del pasado día 8 de mayo cuando una paciente de la Unidad Especial de Urgencias agredía verbal y físicamente a un supervisor de enfermería y a una médica, el comité ha incidido en la necesidad de "educar a la ciudadanía de que los profesionales sanitarios están para ayudar".

En este sentido, el presidente del comité, Manuel Díaz, lamentó que, a diferencia de otros servicios públicos, las agresiones a profesionales sanitarios "parece estar aceptado". "Creemos que el problema está en la educación y por tanto creemos que se debe trabajar en este sentido", apuntó el presidente del comité que, asimismo señaló la necesidad de reunir a los distintos agentes sociales para estudiar nuevas medidas, además del Plan de Prevención de Agresiones, que eviten estas situaciones.

En la misma línea, desde el Sindicato de Profesional de Enfermería (SATSE) ha instado a la Consejería de Salud a "tomar medidas contundentes y eficaces para proteger a los profesionales sanitarios en su ámbito laboral para que puedan llevar a cabo, con total seguridad, el desempeño de sus funciones", a la vez que han demandado una revisión del Plan de Prevención de Agresiones "puesto que se sigue mostrando claramente insuficiente para resolver los conflictos entre profesionales sanitarios y pacientes".

145 agresiones en 2017

Por su parte, la delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, que lanzó un mensaje de apoyo a los profesionales agredidos y reiteró la "tolerancia cero" de la Administración andaluza ante este tipo de hechos, destacó los resultados positivos obtenidos con la puesta en marcha del Plan de Prevención de Agresiones "para paliar los efectos que se generan".

"Las agresiones no pueden preverse a pesar de que existan los botones antipánico o las cámaras de seguridad", reconocía Luna que, al mismo tiempo, destacó que gracias a la existencia de dichos recursos del Plan de Prevención, "se ha conseguido reducir los episodios de este tipo en la provincia".



En concreto, durante 2017 los centros hospitalarios y de salud de la provincia de Córdoba registraron un total de 145 agresiones a personal sanitario, frente a 171 registradas en el año anterior. "Todos los mecanismos puestos en marcha por la Junta de Andalucía dan sus frutos, aunque obviamente es necesaria una educación y formación para evitar que se repitan las agresiones, que ya se consideran delitos a la autoridad pública y, por tanto, están penados con uno o tres años de prisión", señaló Luna.

Finalmente, el alcalde de Montilla insistió en que "no hay ninguna justificación para este tipo de agresiones", si bien apuntó a la necesidad de trabajar a nivel social para asegurar "una paz perdida con la crisis económica". "La crisis económica ha generado situaciones muy dramáticas dentro de las familias y, sin que sea una justificación, hay que trabajar por reponer esa paz social que está en el trasfondo de esta agresión", señaló el primer edil.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍAS: JOSÉ ANTONIO AGUILAR

DEPORTES - LA RAMBLA DIGITAL

FIRMAS
La Rambla Digital te escucha Escríbenos