:::: MENU ::::

jueves, 8 de diciembre de 2016

  • 8.12.16
El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha activado este mes de diciembre, como todos los años, el Plan de Alta Frecuentación en sus centros sanitarios para abordar de manera coordinada los incrementos de la demanda asistencial urgente durante los meses de invierno. El gerente del SAS, José Manuel Aranda, presentó los detalles de esta medida que establece medidas en los centros para garantizar la calidad asistencial a la población



En esta estación y especialmente en los periodos de mayor descenso de temperaturas coincidiendo con la epidemia de gripe, se produce un incremento de la demanda asistencial, con aumento de frecuentación en los servicios de urgencias, tanto de atención primaria como de atención hospitalaria.

Fundamentalmente, las personas que más acuden a los puntos de urgencias son pacientes mayores, aquejados por diferentes patologías crónicas (cardiopatía isquémica, insuficiencia cardíaca, bronconeumopatías) y en general pacientes pluripatológicos, cuyas enfermedades de base se descompensan con el frío y los virus circulantes.

Por este motivo, la Consejería realiza un seguimiento de la incidencia de la gripe a través del Sistema de Vigilancia de Gripe de Andalucía, formado por una red de 118 médicos centinelas pertenecientes a todos los distritos sanitarios de Andalucía y un laboratorio de referencia situado en Granada con capacidad de detección de virus gripales.

Este modelo permite estimar la incidencia de gripe por grupos de edad y la circulación de virus gripales en las diferentes provincias andaluzas constituyendo un sistema muy eficaz para la vigilancia de la gripe estacional. Actualmente, la tasa de incidencia en Andalucía aún es baja (22,21 casos por 100.000 habitantes en la semana del 21 al 17 de noviembre).

A medida que se incremente la incidencia de la gripe, se producirá también una mayor demanda de pacientes en las áreas de Urgencias. El Plan de Alta Frecuentación contempla la monitorización diaria de la afluencia de pacientes a las urgencias de atención primaria y hospitalaria de modo que puedan tomarse las medidas necesarias para atender al incremento de la demanda.

Los sistemas de información permiten conocer, en varios momentos del día, el número de personas atendidas y, en el caso de los hospitales, los pacientes ingresados y la fluctuación de la demanda sobre la media anual y el mismo periodo de años anteriores.

El gerente del Servicio Andaluz de Salud, José Manuel Aranda, explicó que el SAS está preparado para atender un mayor aumento de la demanda en Urgencias. "Con las medidas organizativas, de gestión y de aumento de recursos previstas en el plan, todos los pacientes serán atendidos en el menor tiempo posible, la atención sanitaria está garantizada y los profesionales están preparados para afrontar esta situación", apuntó.

Además, el sistema de triaje permite priorizar la atención a los pacientes en función de la gravedad de forma que, a pesar de haya un incremento del número de personas que acuden a las Urgencias, el sistema de triaje identifica y prioriza a los pacientes más graves.

En estos momentos, según los datos aportados al Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias por los diferentes servicios de urgencias de los centros sanitarios, la demanda de atención urgente se mantienen aún en los parámetros normales, un hecho que está en relación con las buenas condiciones climatológicas que se han dado este otoño, no siendo necesario a nivel general en estos momentos activar ninguna de las medidas del Plan de Alta Frecuentación, aunque se mantiene alerta para su activación en el caso de necesidad.

El Plan establece unas líneas estratégicas para los hospitales y los distritos sanitarios del Servicio Andaluz de Salud de forma que puedan ofrecer una respuesta eficaz y coordinada ante un previsible aumento de la demanda asistencial. Este Plan es revisado cada año por los profesionales de todos los centros sanitarios públicos y tiene una aplicación local en cada centro de salud y hospital, en base a la población de referencia.

Niveles de activación

El Plan contempla la monitorización de tres parámetros: el aumento del número de urgencias, el incremento de pacientes pendiente de ingreso en las áreas de Observación hospitalarias y el número de pacientes que solicitan atención domiciliaria a los centros de atención primaria.

Teniendo en cuenta el porcentaje de incremento de la demanda, se establecen tres niveles de actuación tanto para los centros de atención primaria como para los hospitales: nivel 1 (cuando el porcentaje de incremento es inferior al 15 por ciento en atención primaria y al 10 por ciento en atención hospitalaria); nivel 2 (cuando el incremento se sitúa entre el 16 y el 25 por ciento en atención primaria y entre un 11 y un 25 por ciento en hospitales) y nivel 3 (cuando el incremento del número de pacientes supera el 25 por ciento tanto en atención primaria como hospitales).

En función de estos datos, el Servicio Andaluz de Salud ponen en marcha las medidas previstas en cada uno de los niveles establecidos que permiten a los centros sanitarios de Andalucía atender la actividad asistencial urgente.

Además, el Plan incluye la creación de comisiones de seguimiento y coordinación de todos los servicios implicados en la atención a los pacientes urgentes, así como la necesidad de informar a la ciudadanía sobre los dispositivos a los que deben acudir en caso necesario y la importancia de un uso adecuado de los recursos de urgencias.

Es necesario recordar además a la población medidas higiénicas básicas para evitar la transmisión del virus. Así, en caso de tos o exceso de mucosa es preciso utilizar pañuelos desechables para tapar la boca y la nariz cuando se tosa o se estornude, mantener una correcta higiene de manos y evitar el contacto de las manos con la boca y los ojos.

Asimismo, hay que extremar estas medidas higiénicas en los lugares donde exista aglomeración de personas o en trabajos de cara al público, donde cobra especial importancia el lavado periódico de las manos, que evita multitud de enfermedades que se transmiten por esta vía.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

miércoles, 7 de diciembre de 2016

  • 7.12.16
La Diputación de Córdoba ha suscrito sendos convenios de colaboración con el Colegio de Abogados de Córdoba y el Colegio Oficial de Psicología de Andalucía, por importe global de 12.500 euros, para el desarrollo de un programa de prevención de la violencia de género en el medio rural.



En virtud de este acuerdo se realizarán en municipios de la provincia un total de 30 mesas informativas y mesas redondas donde participarán una promotora de igualdad y profesionales de los colegios profesionales con los cuales se ha firmado el convenio.

El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, ha explicado que “el objetivo de este programa es empoderar y fortalecer la figura de la mujer rural desde un punto de vista individual, colectivo y comunitario”. En dichas mesas redondas se tratarán cuestiones como los estereotipos de género, el lenguaje no sexista, el ciclo de la violencia, la gestión de las emociones, consecuencias psicológicas y proceso de recuperación.

Además, se informará a las mujeres sobre los distintos tipos de violencia de género que el Código Penal establece como conductas delictivas, así como los procedimientos a seguir en caso de sufrir la misma y las medidas sociales y económicas existentes para su prevención y reparación. Se iniciarán en diciembre y se desarrollarán hasta el mes de marzo.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 7.12.16
La consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, presentó al Consejo de Gobierno el Plan Plurianual de Gestión de la Agencia de Servicios Sociales y Dependencia de Andalucía (ASSDA) 2016-2019, puesto en marcha por su departamento.



La nueva estrategia aportará más transparencia en la gestión de esta entidad, al establecer una evaluación permanente del grado de ejecución de cada una de sus iniciativas y la elaboración de informes de seguimiento con periodicidad semestral.

María José Sánchez Rubio, que también preside el Consejo Rector de ASSDA, destacó los dos grandes bloques de objetivos estratégicos del plan, diferenciando entre los dirigidos a las personas y los relacionados con la organización.

Respecto a los primeros, las prioridades se centran en la promoción de la autonomía personal y la atención a situaciones de dependencia; la asistencia social y sanitaria a personas con problemas de adicciones, y la prevención y atención de situaciones de vulnerabilidad.

Por su parte, los objetivos dirigidos a la organización se dirigen a mejorar la excelencia, la visibilidad de las actuaciones, la integración transversal de la perspectiva de género y el fortalecimiento la cooperación institucional y social y del trabajo en red.

La ASSDA destina casi el 98 por ciento del presupuesto a la atención directa a la ciudadanía, especialmente a dependencia, área que contará el próximo año con 1.188 millones de euros para responder a las necesidades de 230.000 personas.

Esta cantidad, similar a la que anualmente destina el Estado para todo el país (1.250 millones), supone un 2,5 por ciento más que el del año anterior y sigue el compromiso de la presidenta de la Junta, Susana Díaz, de alcanzar un incremento del 10 por ciento a lo largo de la legislatura. Casi un 54 por ciento del total se destinará a las entidades locales, que gestionan servicios de proximidad.

La Junta aporta actualmente más del 78 por ciento del coste total del sistema de atención a la dependencia en Andalucía, frente a algo menos del 22 por ciento del la Administración central y pese a que la legislación estatal establece una cofinanciación al 50 por ciento.

Este descenso en la financiación ha supuesto la pérdida para Andalucía de 508 millones de euros entre 2012 y 2016, a la que se suman otros 10 millones que ha dejado de percibir por el pago de la teleasistencia avanzada para unas 20.000 personas en situación de dependencia moderada. Según la consejera, con esta deuda se podría haber atendido a 105.000 personas.

Según los datos correspondientes al mes de octubre, Andalucía atiende a 185.200 personas en situación de dependencia, que se benefician de 239.000 prestaciones. La comunidad ocupa el primer lugar nacional en ambos conceptos, en los que representa más del 23 por ciento del total de España. El incremento presupuestario consignado para 2017 permitirá incorporar a 65.000 nuevos beneficiarios.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


martes, 6 de diciembre de 2016

  • 6.12.16
La Diputación de Córdoba, junto con los sindicatos Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO) y la Confederación de Empresarios de Córdoba (CECO), formalizaron ayer su Compromiso por Córdoba, un acuerdo enmarcado como una de las cuatro líneas de actuación que recoge el Plan Impulso de la Diputación de Córdoba, por valor de 240.000 euros –90.000 del presupuesto de la institución provincial y 150.000 euros del Instituto Provincial de Desarrollo Económico–.



Compromiso por Córdoba se centra en cuatro grandes ejes como son el fomento de actividades empresariales en la provincia de Córdoba, favoreciendo para ello la inversión local y foránea en actividades empresariales; el apoyo a los sectores empresariales consolidados o en vías de desarrollo; el fomento del desarrollo industrial en la provincia de Córdoba; y la generación de empleo estable y de calidad.

Así lo resaltó ayer el presidente de la Diputación, Antonio Ruiz, quien aseguró que “todos los esfuerzos y los objetivos se centran en el empleo que además debe de ser de calidad y para el cual es necesaria la continua formación. Una formación coordinada entre los agentes sociales y las empresas para adecuar la oferta de empleo a la demanda laboral”.

“En segundo lugar, entendíamos que teníamos que poner en valor la cultura empresarial, el emprendimiento y el intraemprendimiento en nuestra sociedad; queríamos que el desarrollo fuese cohesionado socialmente y vertebrador que toda la provincia fuese al unísono en la generación de empleo. Queríamos apostar por la innovación y el desarrollo económico de la provincia y todo desde el punto de vista de la cohesión territorial y la gobernanza, con la participación de toda la sociedad” explicó Ruiz.

Además, el máximo representante de la provincia aseguró que este proyecto surge “de la necesidad de crear un nuevo marco de trabajo, con líneas de actuación y medidas concretas en los diferentes ámbitos, mejorando la calidad de vida de los cordobeses y generando sinergias que permitan la creación de empleo estable y de calidad para el cumplimiento de las cuatro líneas estratégicas de actuación”.

Por su parte, la vicepresidenta segunda de la Diputación de Córdoba y presidenta del Consorcio Provincial de Desarrollo Económico, Ana Carrillo, destacó que “los sindicatos y la Confederación de Empresarios suscribieron, durante el periodo 2001- 2011, el primero, segundo y tercer Acuerdo de Concertación por el Empleo y el Desarrollo Económico, y ahora, en este nuevo mandato, se vuelven a dar las condiciones de consenso y entendimiento para afrontar nuevos retos y nuevos objetivos para el desarrollo de nuestra provincia así pues nace ´Compromiso por Córdoba´, recuperando una herramienta fundamental para el desarrollo de la actividad económica y social, fruto de la colaboración de las instituciones públicas, privadas y sindicales, la concertación bajo un nuevo diálogo social”.

En este marco, el presidente de la Confederación de Empresarios de Córdoba, Antonio Díaz, destacó que “es una satisfacción la firma de este acuerdo, ya que se trata de un compromiso real y eficaz para el desarrollo económico y social de Córdoba. Toda la expresión de la ciudadanía de Córdoba está a favor de la firma de este 'Compromiso por Córdoba', un nuevo diálogo social que trata de favorecer el crecimiento de la provincia, aspirando a la consecución de varios fines como el fomento de la inversión empresarial local y foránea, el apoyo al sector industrial y logístico y el fomento de la generación de un empleo estable y de calidad”.

Por su parte, Vicente Palomares, secretario general de UGT, recalcó que “hoy [por ayer] es un día importante porque la concertación vuelve a unir a Córdoba. Es un día en el que ponemos nuestro trabajo y tesón para que la provincia de Córdoba vaya mejorando de la mano de los agentes sociales. Todos estamos para aportar en positivo, vamos a hacer un trabajo serio de concertación y donde podamos aportar un valor añadido a Córdoba en lo que al empleo y la calidad se refiere”.

Para finalizar, Rafael Rodríguez, secretario de CCOO- Córdoba, resaltó el compromiso común para que este acuerdo fuera posible “ya que es un acuerdo anclado en la Constitución y en el Estatuto de Autonomía, por lo que desde ese marco es desde el que CCOO queremos mostrar nuestro compromiso y voluntad para encontrar de manera consensuada los mecanismos adecuados para sacar a nuestra provincia de los últimos lugares del país en las cifras del paro, de siniestralidad laboral, de desigualdad, apostando por la industrialización, la capacitación, el empleo estable y de calidad, el equilibrio social y territorial, estimulando la negociación colectiva sectorial de forma que, al tiempo que se desarrolle un tejido productivo mas potente y dimensionado, se establezca un marco de relaciones adecuado a los compromisos que se reflejan en este Compromiso por Córdoba”.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 6.12.16
El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha aprobado el Plan de Éxito Educativo de Andalucía 2016-2020, que plantea como principal objetivo incrementar la tasa del alumnado que obtiene la titulación en Bachillerato o FP hasta, al menos, el 85 por ciento de la población entre 18 y 24 años, tal y como establece la Estrategia Europea de Educación 2020.



Para ello, el documento recoge 63 medidas para facilitar el éxito académico del alumnado y consolidar una política educativa de calidad, inclusiva y equitativa. Entre las acciones planteadas destacan las orientadas a erradicar el fracaso escolar aumentando la tasa de graduación en Secundaria Obligatoria; la mejora de la formación del profesorado y la reducción de su carga burocrática; la introducción de cambios metodológicos; la apuesta por los idiomas; la detección temprana de las dificultades de aprendizaje; el perfeccionamiento de los programas de tránsito entre niveles, y la diversificación de la oferta de Formación Profesional.

La estrategia incluye acciones de intervención, compensación y prevención en seis líneas de trabajo diferentes, dando así continuidad a las políticas de la reducción del abandono escolar temprano en la comunidad autónoma, cuya tasa ha disminuido casi 15 puntos en los últimos ocho años al pasar del 37,9 al 23,6 por ciento.

En materia de función docente y directiva, el plan prevé nuevas normativas como las que regularán la acreditación de centros para la fase de prácticas del profesorado o la organización de los colegios e institutos. Además, recoge la adecuación de las plantillas docentes a las características de cada centro, de modo que se mejorará la provisión de vacantes y se revisará el actual sistema de asignación de recursos humanos y materiales.

La Junta desarrollará medidas para mejorar el reconocimiento social del profesorado y propondrá al Gobierno central la modificación del modelo de acceso a la función pública docente, primando los aspectos prácticos sobre los memorísticos del actual sistema.

Por otro lado, el documento plantea ampliar la fase de prácticas, una vez superada la de oposición, y realizarla en centros elegidos por sus buenas experiencias y proyectos innovadores. En el caso de la Formación Profesional, se incluirá también un periodo en empresas e instituciones.

En cuanto a la línea de la formación del profesorado, destaca la revisión de la inicial para darle un carácter más práctico. Entre otras previsiones, se desarrollarán convenios y proyectos de colaboración con las universidades andaluzas, además de establecer un modelo de aprendizaje permanente por centros y un plan específico para impulsar el liderazgo pedagógico.

El Plan de Éxito Educativo también incluye la creación de un sistema de detección y difusión de buenas prácticas, el diseño de un marco de referencia de competencia digital docente y el fomento de la confección de blogs y espacios web. A los centros se les ofrecerá la posibilidad de adquirir aquellos materiales que mejor se adapten a sus proyectos educativos. Esto incluye la revisión del Plan de Gratuidad de Libros de Texto, que se transforma en Plan de Recursos Educativos.

Por otra parte, se reforzarán los programas de tránsito entre la Educación Primaria y Secundaria; se aumentará la presencia de orientadores en Infantil y Primaria, y se creará un sistema de acompañamiento del alumnado en riesgo de abandono. De igual modo, se revisarán los actuales planes de convivencia con alternativas pedagógicas a la suspensión del derecho de asistencia a clase cuando se cometen faltas graves o muy graves, y se reforzará la adquisición de competencia emocional desde edades tempranas.

El plan engloba también medidas dirigidas a la diversificación de la oferta de la Formación Profesional para adaptarla a la realidad socioeconómica de Andalucía y a las expectativas de los estudiantes. Destacan, entre otras, el desarrollo de los programas de FP Básica para mayores de 17 años, el incremento de centros que ofertan FP Dual y la creación de nuevos procedimientos de acreditación. Asimismo, se impulsará la labor de la Inspección como garante de la equidad, calidad e inclusión educativas o se revisará el modelo de valoración de los equipos directivos.

El plan se completa con medidas para fomentar la participación y el apoyo de las familias y reforzar su papel como agentes imprescindibles del proceso educativo. Del mismo modo, se suscribirá un convenio-marco con la Federación Andaluza de Municipios y Provincias para la atención del alumnado en riesgo de abandono.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


DEPORTES - LA RAMBLA DIGITAL

FIRMAS
La Rambla Digital te escucha Escríbenos