:::: MENU ::::

domingo, 28 de junio de 2020

  • 28.6.20
La segunda sesión del Taller Formativo De Moriles hacia el Mundo, que se está celebrando a través de la plataforma de videoconferencias Zoom, ha reunido esta semana a cerca de 150 participantes, la mayoría de ellos profesionales del vino y winelovers procedentes de países como Perú, Argentina, México y, sobre todo, de casi todos los puntos de la geografía española.



"Si algo queda patente con la celebración de estas jornadas es el elevado interés de la comunidad del vino y de la población en general por recibir formación e información sobre los vinos de Moriles, ya que en solo cuatro días se han agotado las plazas y se han recibido numerosas solicitudes y peticiones para poder seguir la formación y participar en futuras ediciones", destacó Cristóbal Luque, enólogo y gerente de la Asociación de Bodegas de Moriles, entidad patrocinadora del evento.

El interés del alumnado se evidenció a lo largo de las dos horas de duración de la sesión verpertina, cuya primera conferencia se tituló Producir uva Pedro Ximénez de calidad con distintos modelos de cultivo, a cargo de Pilar Ramírez Pérez, coordinadora del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) de Cabra, cuyas explicaciones acerca de la versatilidad de la variedad autóctona de la zona fueron seguidas "casi con devoción" por parte de los asistentes, que alabaron la profundidad y la calidad de la información aportada por la ponente.

A continuación llegó el turno de David Osuna Fernández, ingeniero agrónomo de la cooperativa San Jerónimo, que abordó la singularidad del “terruño” de Moriles y de su importancia como una de las señas de identidad que, por su aspecto blanquecino propio de la caliza, denominó como “la Toscana Blanca Andaluza”.

El Taller Formativo De Moriles hacia el Mundo continuará este próximo miércoles 1 de julio con la ponencia De la magia del campo al lagar: cómo nace un Moriles Altos, a cargo de Miguel Luque Hidalgo, asesor de vinos en Lagar de Hoyos y Lagar de Benavides y otros, que continuará con una cata sensorial de vinos de Moriles dirigida por Miguel Villa Cebrián, biólogo, enólogo y experto catador de vinos.

El taller celebrará la última de sus sesiones el miércoles 8 de julio, con la conferencias La Venencia. Significado y arte, a cargo de Rafael Fernández Pérez, catador oficial del Consejo Regulador Montilla-Moriles y fundador de la Escuela de Venenciadores de Moriles. La sesión de clausura correrá a cargo de Francisco Zurera Aragón, Padrino de los Vinos Nuevos de Moriles 2019-2020.

J.P. BELLIDO / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: JOSÉ LUIS BAÑOS

sábado, 27 de junio de 2020

  • 27.6.20
En nuestro país siempre se dice que "quien no tiene padrino no se bautiza". Y es una triste realidad. Las puertas están cerradas sin que nadie te ofrezca la posibilidad de mostrarte, de enseñar tus capacidades y tus ganas de trabajar.



Después de que mi padre cayera en desgracia, no tengo puertas a las que llamar. Así que aquí estoy, sola ante el peligro: el peligro de la exclusión social. Quizás debería haber dedicado más tiempo a trabajos importantes y menos a esos que no aparecen en la vida laboral, pero he hecho lo que he podido. Solo aparecen los años trabajados en la biblioteca privada del amigo de mi padre.

Tengo dos opciones: tirarme al suelo, llorar y esperar a que algo me caiga del cielo o coger una libreta y un bolígrafo y hacer una de esas listas que tanto me gustan con lo que sé hacer.

De todas formas, puedo respirar un poco mejor porque mi prima me buscado a una pareja para poder alquilar mi piso. Los dos trabajan y espero que ese dinero me permita cubrir mis gastos básicos: alquiler, luz, agua, internet... Si sobra algo para la comida, genial, pero he de moverme rápido y encontrar un trabajo que me permita si no vivir, sí al menos sobrevivir.

He estado pensando que estaría bien trabajar desde casa, con un ordenador, sin atascos y sin prisas. Me he puesto en contacto con una amiga del internado francés, que ahora tiene una pequeña empresa de traducción y me he ofrecido con mis cuatro idiomas y mi capacidad para redactar.

Ella aún se acuerda de mis relatos y cuentos. Sería genial poder traducir sobre todo obras literarias de otros países, ser una pequeña Borges. Aunque en este momento me conformo con que me paguen por llevar a mi idioma cualquier artículo o contrato. Tengo que tener los pies en la tierra.

Me ha contestado que no tiene mucho trabajo, pero que cuenta conmigo, que me irá dando pequeños encargos y ya veremos... Espero que ella sea mi madrina, mi hada madrina en este mundo laboral tan feroz. Y ahora me voy a darle clase de Análisis Sintáctico a mi vecinita Julia. Ella distingue el sujeto y el predicado y yo puedo comprar comida.

MARÍA JESÚS SÁNCHEZ

  • 27.6.20
La Delegación de Empleo de la Diputación de Córdoba ha puesto de nuevo en marcha el programa Tu primer empleo 2020, una convocatoria de ayudas dirigida a las entidades locales de la provincia de menos de 50.000 habitantes que busca ofrecer una primera oportunidad laboral a jóvenes desempleados de la provincia de entre 18 y 30 años.



Así lo ha explicado el responsable del Área en la institución provincial, Miguel Ruz, quien ha destacado que “entre las novedades de la presente convocatoria está que hemos duplicado el presupuesto existente llegando a los 532.800 euros para favorecer que la juventud entre en el mercado laboral y que esa horquilla de población, en muchos casos gente con una preparación académica, pueda combatir el desempleo”.

La convocatoria de Tu primer empleo cuenta con dos líneas. Tal y como ha explicado el diputado provincial, “una línea es la tradicional de otros años, con ochenta contratos para jóvenes desempleados de los municipios, y una nueva línea es la que va dirigida a jóvenes con algún tipo de discapacidad”.

Ruz ha recordado que las subvenciones pueden ser solicitadas ya, “siendo el plazo para que los ayuntamientos presenten los proyectos de quince días. Después de su comprobación y valoración, para mediados de agosto, ya podrán disponer en principio de los contratos”.

La Línea A va dirigida a jóvenes desempleados que tengan cotizado un máximo de seis meses o de 186 días a lo largo de su vida laboral. Además, deben estar inscritos como demandantes de empleo en el Servicio Andaluz de Empleo y tener entre 18 y 30 años. La Línea B va enfocada a personas con discapacidad, teniendo esta consideración las personas a las que se haya reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento.

El importe de las subvenciones será de 3.330 euros por contrato de obra y/o servicio que como mínimo será de seis meses a media jornada. El importe destinado a cada línea será de 266.400 euros distribuidos en 80 ayudas por línea. En el caso de no cubrir el número máximo de subvenciones establecidas por línea pasará a destinarse a la otra.

En cuanto a los criterios de valoración para las dos líneas están la tasa municipal de desempleo anual de la provincia, que la entidad tenga contratadas personas con discapacidad y la localización del proyecto, primando en este último caso a los municipios de menos habitantes. Para más información se puede consultar la sección de Empleo en la página web de la Diputación.


REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL

  • 27.6.20
La Abuela Carmen ha decidido ampliar su recetario oficial y, para ello, ha promovido un original concurso en redes sociales que permitirá a los participantes hacerse con una olla digital de cocción lenta Crock Pot, valorada en 99,99 euros. A su vez, el ganador o ganadora recibirá un amplio surtido de productos de esta firma, pionera en la elaboración del Ajo Negro, además de creadora de la Cebolla Negra y redescubridora del Limón Negro, una especia surgida del cítrico que se ha utilizado durante siglos como condimento en Oriente Medio.



Tal y como establecen las bases del concurso, que se pueden consultar aquí, los participantes deben ser mayores de edad, residentes en España y seguidores de la página de Facebook o del perfil de Instagram de La Abuela Carmen. Además, deben compartir en redes sociales una fotografía de una receta que cuente entre sus ingredientes con alguno de los productos que comercializa La Abuela Carmen: ajo, limón negro, ajo negro, cebolla negra...

"Los interesados deben explicar paso a paso la elaboración del plato e indicar todos los ingredientes y las cantidades necesarias, además de etiquetarnos en la fotografía", precisaron fuentes de la empresa, que hicieron hincapié en que únicamente podrán participar en el concurso personas que sigan en Facebook la página oficial de La Abuela Carmen o su perfil de Instagram.

Las recetas más originales formarán parte del recetario oficial de la empresa y el nombre del ganador o ganadora se dará a conocer el próximo 1 de julio.

La Abuela Carmen

La empresa que comercializa bajo la marca La Abuela Carmen tiene su sede central en Montalbán de Córdoba, donde cuenta con más de 5.000 metros cuadrados. También dispone de instalaciones en Santaella, de más de 12.000 metros cuadrados, dedicadas a la limpieza, clasificación del ajo y almacenaje.



Desde hace unos diez años, La Abuela Carmen viene apostando por nuevas alternativas de comercialización para el ajo a través del procesado de productos de cuarta y quinta gama. Comercializan productos como ajo en conserva para ensaladas o pastas (en aceite de oliva a las finas hierbas, al pimentón, picante), ajo pelado, picado, laminado, frito en aceite de oliva (su producto más demandado), deshidratado o pulpa de ajo. Tienen igualmente una línea de productos ecológicos certificada por Ecovalia.

También en colaboración con el centro Ifapa de Palma del Río, en 2013 pusieron a punto la producción de ajo negro, donde a partir de ajo fresco y mediante un proceso que combina temperatura y humedad produce un ajo fermentado con múltiples propiedades saludables. Han sido pioneros en Andalucía en su producción.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL


viernes, 26 de junio de 2020

  • 26.6.20
Esta semana, en un solo día, Sanidad ha notificado 196 casos positivos de coronavirus. La luz del verano relaja los ánimos, incrementa los riesgos de contagio y los brotes se multiplican. Las sociedades médicas se echan las manos a la cabeza ante este descontrol.



El coronavirus sigue al acecho y se alimenta de reencuentros familiares, de botellones donde los jóvenes buscan la felicidad encriptada por la pandemia, de turistas que vienen a tirarse en las playas después de haber colapsado aeropuertos y estaciones de ferrocarril. Todos van dejando un rastro de sangre en sus homilías, en sus descuidos, en su inconsciencia. No será fácil reencontrarnos en los hoteles con huéspedes que llevan marcada en la frente la cicatriz del exterminio, del caos, del fin.

A los familiares de residentes en 44 centros de mayores de Madrid vuelven a prohibirles las visitas por nuevos contagios. Leo en la prensa las manifestaciones de dos gestores de la empresa de ambulancias que contrató la Comunidad de Madrid para las residencias de ancianos. Denuncian que hay centros que no tenían sedación y que se podría haber evitado la muerte de entre un 30 y un 40 por ciento de los ancianos. La contundencia de la frase la elevó a encabezar la noticia: “El doctor hacía el certificado de defunción en la calle y se iba”.

Ayer la nota pintoresca la protagonizó un temporero de Almería que había viajado a Navalmoral de la Mata, en Cáceres. Se trata del paciente cero de un brote que había dejado 24 casos positivos de coronavirus. Como poco llama la atención de quien huye de la ley y de sus penalizaciones llevando consigo la consigna del contagio, la herida de la muerte.

Mientras tanto, el alcalde de Lanjarón bailaba bajo una lluvia artificial en la noche de San Juan abrazando a los vecinos. Los abrazaba, dijo luego, porque siempre estaba con ellos. En un país donde las autoridades democráticas no tienen dos dedos de cabeza será más difícil salir de este callejón donde nos ha atrapado la covid-19. En fin, como siempre, las anécdotas desbancan a otros titulares posibles para el interés de los lectores.

Las colas siempre anuncian las secuelas del caos. Así ocurre con las colas para conseguir alimentos y productos básicos. Cada día, las colas comienzan antes. Leo que, a las seis de la mañana, cuatro horas antes de que los comedores sociales abran sus puertas, los ciudadanos con necesidades comienzan a agruparse en colas cada vez antes y cada vez más largas.

La crisis de 2008 ya nos enseñó que este país no estaba libre de esos contagios de necesidades. Y esta pandemia nos ha devuelto el mapa apenas olvidado. Carecen los alimentos, los productos más básicos, los pañales. La situación, claro, es preocupante.

Los inmigrantes irregulares se meten en estas colas a hurtadillas, pendientes de que la Policía no les eche el ojo, porque sospechan que pretender alimentarse en tiempos de pandemia debe un delito condenatorio indeclinable. Vivir fuera de la tierra donde uno nace siempre es un viaje imprevisible y sin meta definitiva, sobre todo cuando solo llevamos con nosotros el papel para envolver el bocadillo. Cuando hay bocadillo.

En la otra acera, media España diseña sus días de vacaciones, su eterno confinamiento o su precariedad inalienable. En cualquier caso, miramos por la ventana y nunca vemos a quienes aún viven peor que nosotros, peor que nadie. Pero estas colas interminables, integradas por criaturas que lo han perdido todo para siempre, son el reverso de nuestra propia identidad, el espejo donde no nos vemos, el lugar en el que nunca querremos estar. Pero que nadie puede asegurar jamás que nunca integrará estas largas colas del infortunio.

Los supermercados ya no colaboran con las entidades solidarias. Leo el argumento y me quedo de piedra: o bien no les sobra nada o bien están haciendo su agosto. Bueno, estarán haciendo su junio y su julio. Y después vendrá agosto.

Y seguirán las colas interminables, los turistas estarán tirados en la arena de nuestras playas llenos de cerveza, y la covid-19 seguirá vigilando los movimientos de nuestros excesos y los escondrijos donde los amantes se limpian la piel con los besos que han esperado tantos meses. Entre un dislate y otro, como siempre, vencerá el amor.

Y mientras los nuevos amantes pasean por una ciudad reinventada, allá, en la esquina, las colas de los desheredados de la tierra, que seguirán pidiendo alimentos y otros productos de primera necesidad, serán un objetivo inapreciable para quienes saben ahora ya que el amor te aísla, afortunadamente, del mundo en el que vives.

ANTONIO LÓPEZ HIDALGO
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR
  • 26.6.20
La Seguridad Social abona hoy viernes el primer pago del Ingreso Mínimo Vital a 74.119 hogares de toda España, 2.306 de ellos en la provincia de Córdoba. Se trata de las unidades familiares que venían recibiendo la prestación por hijo a cargo sin discapacidad o con discapacidad menor del 33 por ciento y que han sido reconocidos de oficio como beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital. En total, la Seguridad Social ha destinado 32 millones de euros a este pago en el mes de junio, lo que supone una ayuda media por hogar de más de 430 euros al mes.



Los hogares reconocidos de oficio son aquellos de los que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) tenía información suficiente sobre la composición del hogar para poder realizar la reconversión. La Seguridad Social les avisó previamente por SMS y por correo postal para que no tuvieran que solicitar el Ingreso Mínimo Vital.

El resto de los beneficiarios de la prestación por hijo a cargo sin discapacidad o con discapacidad menor al 33 por ciento que puedan ser beneficiarios de la nueva prestación deberán solicitarlo, ya que no constaba información suficiente para reconvertir de oficio la prestación. En los 74.119 hogares españoles que recibirán hoy el Ingreso Mínimo Vital viven más de 250.000 personas, de las que más de la mitad son menores de edad.

Solicitudes

En los primeros diez días desde el inicio del plazo para solicitar el Ingreso Mínimo Vital, se han registrado en el INSS un total de 344.585 solicitudes, la mayoría presentadas por vía telemática, ya que la atención presencial en los Centros de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) se retomó ayer.

A los hogares que realicen la solicitud en los tres primeros meses (hasta el 15 de septiembre), y tengan derecho a ella según la documentación acreditada, les será concedida con efectos retroactivos desde el 1 de junio.

Los ciudadanos se pueden informar sobre el Ingreso Mínimo Vital a través de la página web de la Seguridad Social y mediante el nuevo asesor virtual (ISSA). También disponen de una herramienta de simulación con la que pueden comprobar si cumplen los requisitos, y de una línea de teléfono para realizar consultas concretas (900 20 22 22), que funciona de 8.30 a 20.30 horas.

El Ingreso Mínimo Vital fue aprobado por el Consejo de Ministros del pasado 29 de mayo y establece un nivel de renta garantizable diferente para cada tipo de hogar. Completa las rentas preexistentes (entre otras, las salariales), hasta ese umbral garantizado para cada tipología que, en el caso de los hogares unipersonales, es de 5.538 euros al año, el equivalente a una pensión no contributiva, distribuida en doce pagas.

Según los cálculos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, más de 830.000 hogares podrían ser beneficiarios del Ingreso Mínimo Vital. En ellos viven unos 2,2 millones de personas de los que la mitad son menores.

Requisitos

El primer requisito para acceder al Ingreso Mínimo Vital será el de la vulnerabilidad económica. También habrá que haber solicitado las prestaciones y pensiones a las que pudiera tener derecho. Habrá un titular por unidad de convivencia, que deberá tener entre 23 y 65 años, salvo en los casos en que se cuente con menores a cargo, en los que no habrá requisito de edad.

Si el solicitante vive solo, tendrá que acreditar que lleva tres años viviendo de manera independiente de sus progenitores y tendrá que haber estado de alta en cualquiera de los regímenes de la Seguridad Social durante al menos doce meses.

Si los solicitantes viven integrados en una unidad de convivencia ésta tendrá que llevar constituida al menos un año a la presentación de la solicitud. Para todos los solicitantes se requerirá al menos un año ininterrumpido de residencia legal y efectiva en España, excepto en las situaciones de violencia de género, trata y explotación sexual.

Para que le sea reconocida la prestación, el hogar debe tener unos ingresos totales inferiores a la renta garantizada para su tipo de unidad de convivencia. Además, se exigirá un patrimonio (descontando la vivienda habitual) inferior a 3 veces la renta garantizada anual para un hogar unipersonal, con una escala de incrementos por número de miembros en el hogar.

Para el reconocimiento de la prestación se tendrán en cuenta los ingresos del año inmediatamente anterior, aunque para atender las situaciones de vulnerabilidad generadas por la pandemia de covid-19, también se podrá reconocer para solicitudes cursadas durante 2020 teniendo en cuenta la situación de ingresos de este año. En el caso de que el titular no esté ocupado, se exigirá la inscripción como demandante de empleo para el acceso a la prestación.

Por último, el Gobierno de España ha destacado en un comunicado que "se ha adelantado a hoy el pago de la prestación por hijo a cargo semestral, lo que deben tener en cuenta especialmente aquellos beneficiarios que la cobran por ventanilla".

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
  • 26.6.20
Comisiones Obreras (CCOO) ha mostrado su respaldo a las reivindicaciones de la Plataforma de Comerciantes y Empresarios Feriantes de Andalucía (CEFAN) que ha mantenido una reunión con representantes del sindicato, encabezados por su secretaria general, Marina Borrego, a quienes han trasladado la situación que están viviendo a causa de la pandemia del covid-19.



En este sentido, CCOO ha mostrado su "preocupación por la destrucción de empleo en el sector" y la "falta de medidas de apoyo" de las Administraciones. "Hay que recordar que existen unos 8.000 trabajadores y trabajadoras autónomos del sector en Andalucía –más de un millar de ellos y ellas en Córdoba– que dan empleo a unas 40.000 personas –en torno a 4.000 en la provincia cordobesa–", destacaron desde el sindicato.

"Dado que los empresarios cesan su actividad en invierno, la inmensa mayoría no ha podido acogerse a ningún programa estatal de ayudas y con la suspensión de ferias y festejos tampoco podrán contratar a las personas que solían trabajar durante la temporada", resaltaron desde CCOO, que apoya la solicitud de un "plan de choque" para el sector y un "subsidio especial o extraordinario" para los trabajadores.

Por otra parte, el sindicato también respalda que se establezca un epígrafe único para el sector, ya que actualmente se encuentra disperso en cuanto a la tributación, lo que se traduce en falta de medidas de apoyo específicas.

Por último, CCOO ha hecho un llamamiento a la ciudadanía para que el próximo lunes se sumen a la manifestación convocada por la CEFAN, que partirá desde el recinto de El Arenal de Córdoba, a las 10.30 de la mañana, y concluirá en el Bulevar de El Gran Capitán, para exigir ayudas para dignificar el sector y mantener el empleo directo e indirecto que genera.

REDACCIÓN / ANDALUCÍA DIGITAL
FOTOGRAFÍA: JOSÉ ANTONIO AGUILAR


DEPORTES - LA RAMBLA DIGITAL

FIRMAS
La Rambla Digital te escucha Escríbenos