:::: MENU ::::

domingo, 17 de junio de 2018

  • 17.6.18
Presentes en las recetas más tradicionales de la gastronomía andaluza, los vinos de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles pretenden seguir siendo un ingrediente estrella dentro de las propuestas gastronómicas más innovadoras. Para ello, el Consejo Regulador, en colaboración con Desferas, inició hace un año un nuevo proyecto dirigido a hacer de los vinos cordobeses el "nuevo caviar" de cualquier propuesta culinaria.



La propuesta, dada a conocer en la pasada edición del Salón Internacional de Vinos Nobles, Generosos, Licorosos y Dulces Especiales de Jerez de la Fronera (Vinoble 2018), permite transformar los vinos Montilla-Moriles en un producto que, además de poder disfrutarse en una copa o en un catavino, pueda degustarse en un plato de una forma más que original.

De este modo nacieron las Esferificaciones de los Vinos de la DOP Montilla-Moriles, un producto surgido tras un año de investigación que probablemente permita abordar nuevos canales de distribución en mercados nacionales e internacionales.

"El resultado, después de un año de trabajo, ha sido el esferificado de forma industrial de cinco vinos de la DOP Montilla-Moriles: un fino, un vino joven, un amontillado, un oloroso y un Pedro Ximénez", explicó a Montilla Digital Honorio González, director ejecutivo de la empresa distribuidora de ArteOliva y Desferas.

Para la presentación de este nuevo formato que permite disfrutar de otro modo de los vinos de la DOP cordobesa, el Consejo Regulador contó con la colaboración del chef Jhon Mcelyea, del Restaurante Macsura de Córdoba, que dirigió una cata maridaje de vino esferificado con recetas como el salmorejo cordobés, boquerones en vinagre, crema de quesos, steak tartar y una sopa de chocolate blanco.

I. TÉLLEZ / REDACCIÓN
FOTOGRAFÍA: DESFERAS

DEPORTES - LA RAMBLA DIGITAL

FIRMAS
La Rambla Digital te escucha Escríbenos