:::: MENU ::::

jueves, 14 de diciembre de 2017

  • 14.12.17
Las Navidades suelen ser unas fiestas muy familiares y muy acogedoras. Pero ¿es así para todo el mundo? Si nos paramos a pensarlo con algo de calma, nos daremos cuenta de que no. Hay muchas personas, familias enteras a veces, que lo pasan muy mal, con muchas necesidades durante todo el año, tantas que casi ni les llega para poder comer tres veces al día.



Pero ¿a quién le importa eso? Mucha gente se preocupa, es verdad, pero no así otros a los que ni siquiera se les estremece el corazón cuando ven por televisión los anuncios de algunas ONG, donde aparecen escenas de niños mal nutridos y pasando hambre verdaderamente. Calamidades que a cualquier persona con algo de corazón le ponen la piel de gallina pero que, sin embargo, en otros individuos despiertan comentarios del tipo: “vaya hombre, siempre tienen que poner esto a la hora de la comida”.

A estos sujetos así yo les preguntaría si les gustaría ver a sus hijos o a sus nietos en esa situación. Creo que no serían capaces ni de contestar. Por eso pido desde esta columna que ayudemos de alguna manera a esta pobre gente. Seguro que, de esta forma, más de uno tendrá algo que echarse a la boca en estos días. Feliz Navidad.

JUAN NAVARRO COMINO
FOTOGRAFÍA: UNICEF

DEPORTES - LA RAMBLA DIGITAL

FIRMAS
La Rambla Digital te escucha Escríbenos